Los morosos de MercaSalamanca: Pedro Díaz esquiva el pago de su deuda

El alcalde, Alfonso Fernández Mañueco, con el presidente y el director de La Gaceta.

El presidente de la editora de La Gaceta se sale con la suya gracias a una sentencia judicial y no paga lo que debe a una empresa municipal. El fallo va a ser recurrido.

El presidente de la empresa editora de La Gaceta, Pedro Díaz, no paga su deuda con MercaSalamanca. Lo consigue por ahora, de manera provisional, en virtud de una sentencia judicial que va a ser recurrida y que le permite seguir usando las instalaciones del mercado mayorista sin abonar las cuotas que le exige esta sociedad con mayoría de capital del Ayuntamiento de Salamanca. Se trata del primer juicio para reclamarle una cantidad que, en su total, rondaba el medio millón de euros y convierte a Díaz en el mayor 'moroso' de MercaSalamanca.

 

La sentencia, a la que TRIBUNA ha tenido acceso, tiene un tenor confuso y va a ser recurrida por MercaSalamanca. Cuando este medio publicó hace meses la deuda contraída por estos empresarios, afines muchos de ellos a Díaz, los grupos de la oposición obligaron a tomar cartas en el asunto. Durante años, el equipo de Gobierno del PP, que controlaba la sociedad, había optado por dejar pasar los impagos. Aprovechando esta circunstancia, un grupo de empresarios había acumulado una deuda de más de un millón de euros a base de no pagar sus cuotas durante años. Y así va a seguir en este caso; hay otros dos pleitos en los juzgados esperando fallo.

 

La situación se ha conocido este martes en la reunión de los órganos de dirección de la sociedad, participada al 52% por el ayuntamiento salmantino. En ella, los representantes de los grupos políticos han pedido que se les informara sobre la marcha de las denuncias judiciales contra los 'morosos' del MercaSalamanca, un grupo de empresarios que debe una cantidad que ya asciende a casi 1,4 millones de euros, un 17% más que hace un año. Se trata de titulares de la ZAC, una zona reservada a industrias cárnicas, en la que los empresarios son también propietarios.

 

A Díaz se le reclamaban cantidades de varios ejercicios, aunque hay conceptos que ya no se le pueden exigir por estas prescritos. Tras salir a la luz su deuda, el presidente de Gruposa movió cielo y tierra para no pagar y llegó a implicar a la Cámara de Comercio con la complicidad de su presidente. Crespo auspició una reunión en la que se intentó variar la postura de los grupos de la oposición. Su argumento, que no estaban de acuerdo con los precios establecidos por MercaSalamanca, cuestión que nunca aludió mientras su deuda permaneció oculta a la opinión pública. Pese a las presiones de Díaz, los grupos municipales fueron firmes: "Que paguen"

 

Tal y como informó TRIBUNA en su día, en total son catorce las empresas de la denominada Zona de Actividades Complementarias (ZAC) del mercado mayorista, hecha para el sector agroalimentario en su día, las que debían 1.085.646,18 euros en diversos conceptos y de varios años, deuda que no ha prescrito y se puede reclamar. Los deudores son propietarios de parcelas de esta zona específica del MercaSalamanca, en la que sólo una empresa estaba al día. 

 

El mayor deudor cuando se conoció el saldo negativo con MercaSalamanca era Díaz con sus empresas, que debían medio milón de euros a finales de 2016, sin actualizar lo acumulado este año. Se reparte entre los 327.689,09 euros que debe Asocarsa; según la última inscripción en el registro mercantil de esta empresa (septiembre 2014), el empresario es actualmente vicepresidente primero de esta sociedad. Y en los 184.525,38 euros que debe Ferpal, sociedad de la que Diaz es administrador único, y a la que se refería el primer juicio.

Noticias relacionadas