Los mirobrigenses arropan con intensidad la Custodia

Ciudad Rodrigo también celebró ayer la fiesta del Corpus Christi por todo lo alto. Los mirobrigenses vivieron ayer domingo con gran intensidad una fiesta en la que participaron numerosos niños y niñas de primera Comunión.
Mondrián

Los pequeños acompañaron la carroza que transportaba la Custodia del Santísimo seguidos por el obispo de la diócesis y miembros del cabildo catedralicio, tras los que caminaban el alcalde de la ciudad, Javier Iglesias, con su bastón de mando y distintos miembros de la Corporación mirobrigense, cerrando la comitiva la banda municipal de música.

El obispo, Atilano Rodríguez, presidió la Solemne Misa Estacional y la posterior procesión eucarística que recorrió las calles del centro. Durante el itinerario, llegó a sonar el reloj suelto del Ayuntamiento al entrar la procesión en la Plaza Mayor. El desfile paró por los distintos altares en los que se encontraban numerosos bebés, que fueron bendecidos por el obispo.

Al terminar la procesión el Santísimo Sacramento quedó expuesto en la Custodia para la adoración de los fieles hasta las 6 de la tarde, hora a la que se celebraron solemnes vísperas y bendición final.

Desde la diócesis mirobrigense se recuerda que este día de Corpus es también el Día Nacional de Caridad. Por eso en todas las eucaristías la colecta será destinada a Cáritas diocesana;el año pasado en esta colecta se recaudaron 10.058 euros. El lema de la Campaña de este año es Si no te convence esta sociedad mercantil ofrece sin pedir nada a cambio.