Los millennials y sus hijos son los más políglotas del siglo XXI
Cyl dots mini

Los millennials y sus hijos son los más políglotas del siglo XXI

La web sobre fecundación y embarazo mujerfertil.es, con motivo del día de la lengua materna el próximo 21 de febrero, ha querido analizar la situación actual.

El próximo día 21 de febrero se celebra el Día internacional de la lengua materna, con el fin de proteger todos los idiomas que se hablan en el mundo, por pequeños que sean. Desde 2007 la UNESCO hace oficial el día, aunque lleva realmente de forma extraoficial celebrándose desde el año 2000. Este movimiento surgió por el conocimiento que se tiene sobre la desaparición de las lenguas a causa de la política, la guerra o sencillamente la globalización surgida desde el nacimiento de internet. Cuando una lengua desaparece, el mundo pierde una parte de una identidad culturas, unas costumbres que llevan años cultivando y que ya no tendrán lugar más en el mundo. Esto que a algunas personas puede parecerles poco importante no lo es, ya que una pérdida de cultura lleva irremediablemente a una pérdida también de futuros valores en las próximas generaciones de respeto y entendimiento. Es por eso que la lengua materna es importante, pero en los últimos años han cambiado mucho nuestras lenguas maternas.

 

¿Seguimos teniendo una sola lengua materna?

 

Generalmente, solo se tiene una lengua materna, la del país en la que naces. Aunque no son pocos los países que tienen varias lenguas conviviendo dentro del territorio como es el caso de España, Bélgica, Canadá, India… a esta circunstancia que no es nueva, si se le ha sumado un reflejo de la globalización surgida por el uso de internet y la mayor facilidad para viajar a cualquier parte del mundo: familias interraciales.

 

La generación millennial es la primera generación representativa en la que han tenido hijos que tienen más de una lengua materna y no por ser exclusivo del lugar donde han nacido, sino porque sus padres son de orígenes distintos y con idiomas diferentes que enseñan desde que nacen a sus hijos. Esto es en sí una ventaja tanto para la proliferación de los idiomas que se hablan en el mundo, ya que los niños y ya adolescentes de hoy son políglotas, así como para que estas personas facilitarán en el futuro una mayor comunicación entre las distintas partes del mundo gracias a esa capacidad de conocer varios idiomas.

 

Pero por otra parte esta globalización de los idiomas puede llegar a ser perjudicial, ya que son solo unos pocos los que proliferan como el inglés, español, coreano, chino, francés o árabe. Pero todos esos idiomas de pequeños lugares, o que no son “populares” para internet, pueden quedar rezagados e incluso desaparecer del mapa mucho antes de lo que pasaba antes. 

 

Es por eso que la protección de estos idiomas es necesaria, ya no solo por la pérdida cultural, que es extremadamente importante. Teniendo esta gran herramienta como es internet, se puede enseñar la gran variedad de idiomas y lo que ello supone para esas personas que lo hablan y su sociedad. Su cultura, costumbres y tradiciones suelen verse reflejadas en sus lenguas, lo que además de conocimiento proporciona comprensión y mayor igualdad y respeto.