Los milagros existen y si Perfumerías Avenida hizo dos, ¿por qué no tres?

Givens busca el pase para Elonu ante las defensas de Nolan y Torrens (Foto: Teresa Sánchez)

UMMC Ekaterinburg es el próximo rival que pisará Würzburg en la Euroliga Femenina y un año más se le recibe como el gran gigante que es, favorito indiscutible, Perfumerías Avenida sueña con una gesta que ya ha demostrado que es posible, y dos veces.

Que Perfumerías Avenida juegue la Euroliga, por más habitual que suene, sigue siendo un lujo para Salamanca que permite que a nuestra ciudad lleguen los mejores equipos del planeta. Unas veces jugarán mejor y otras veces lo harán peor pero lo que es indiscutible es que con Avenida en la máxima competición continental, Würzburg y su afición disfrutan de jugadoras que ya forman parte de la historia del baloncesto femenino. Entre esos conjuntos que reunen planteles estratosféricos destaca sin duda alguna UMMC Ekaterinburg, que este miércoles llega al pabellón salmantino por cuarta vez en su historia -en Salamanca jugó una vez más, en la Final Four disputada en el Multiusos Sánchez Paraíso aunque entonces no se midió a Avenida-. 

 

Un año más, y con permiso sobre todo de Kursk, se le puede denominar como el gran favorito a ganar el título europeo. De partida es su obligación y más teniendo en cuenta cómo se le escapó la temporada pasada a manos de su gran rival ruso. Por esa ambición, por las jugadoras que tiene que casi de la primera a la última podrían jugar y casi liderar a cualquier otro equipo-, y porque Salamanca se ha convertido para ellas en una espina clavada parten como favorito el miércoles pero ante eso surge un Avenida con argumentos para rebelarse

 

El equipo de Miguel Ángel Ortega sabe que como local tiene que apurar sus opciones y que este es uno de esos pocos partidos en los que la presión por ganar la debe asumir el rival. Además cuenta con precedentes que le son favorables en la pista salmantina donde se ha demostrado que Ekaterinburg es un equipo batible. De hecho el conjunto ruso ha perdido en dos de las tres ocasiones en las que ha jugado en la pista salmantina.

 

La temporada pasada Perfumerías Avenida ganó 83-72 en un encuentro casi perfecto de las escuadra azul y en el que también hay que decir que faltaban por Ekaterinburg jugadoras como Taurasi o Lyttle, que sí estuvo en la pista pero no se vistió. Las que sí jugaron fueron Griner, Torrens, Messeeman... casi nada. En la anterior visita, enero de 2013, del conjunto naranja sí que estaban todas las estrellas del conjunto ruso que entonces contaba en sus filas con la hoy capitana de Avenida Silvia Domínguez y también ganó Avenida, 65-57. Xargay, 14 puntos y 8 asistencias, y Rezan, 12 rebotes, destacaron en aquel duelo por parte azul y Taurasi, con 20 puntos, fue la máxima anotadora del duelo. 

 

Cuando Ekaterinburg sí ganó con claridad en Würzburg fue en su primera visita, alla por enero 2008, y es que por entonces las Taylor, Bibrizycka, Gruda, Jones, Rakhmatulina y compañía sí que parecían inalcanzables  acabaron yéndose arriba, 76-96. 

 

Hoy por hoy lo de inalcanzable no es una palabra que entre en el vocabulario de Perfumerías Avenida que sí sabe que el rival todopoderoso pero no inalcanzable. Si cayó dos veces, ¿por qué no tres?