Los mejores abogados en Salamanca

Cuando uno tiene un trabajo también tiene un problema potencial, que es la relación jurídica con la empresa.

En el momento que comienzas a trabajar, lo sepas o no, pasas a estar vinculado legalmente a una actividad laboral. Ese vínculo puede darse por un acuerdo verbal o por un contrato escrito, más o menos completo.

 

En la mayoría de los casos, la parte legal de trabajar para una empresa no presenta mayores inconvenientes y las condiciones son claras: horarios, responsabilidades, remuneración, vacaciones, etc. Pero a veces hay discrepancias entre el trabajador y la empresa, cada uno intentando barrer para su casa.

 

Disputas laborales

 

Dentro del mundo del Derecho, existe una especialidad que es el derecho laboral y los que lo ejercen se denominan abogados laboralistas. En la web abogados365.com hay un directorio de los mejores abogados en salamanca en caso de que necesites litigar contra una empresa que consideras que ha incumplido su contrato o te ha tratado injustamente de una u otra forma.

 

Por ejemplo, una trabajadora avisa a principios de mes que el día 15 tendrá que darse de baja por una operación en la Seguridad Social. Justo el día antes de la operación su jefe le presenta la carta de despido alegando bajo rendimiento y la incorporación de otra persona que estaba en excedencia. La trabajadora no firma la carta de despido pero ignora qué derechos tiene y si el despido que ha sufrido es legal o no. Desde abogados365.com uno de los abogados laboralistas le recomienda declarar despido improcedente y reclamar la indemnización legal correspondiente.

 

Esta situación, como tantas otras que se dan en el ámbito laboral, es necesario saberlas manejar para no salir mal parado.

 

Otro ejemplo, un trabajador de eventos lúdicos presta sus servicios durante dos meses y medio para una empresa al cabo de los cuales sufre una lesión y tiene que darse de baja. Al cabo de un mes de baja la empresa le comunica el despido. En ese momento el trabajador, que está de baja, no ha cobrado aún ninguna nómina, ni tiene ninguna documentación para presentarlo a la mutua, ni ha cobrado ningún finiquito. Alarmado por la actitud de la empresa, se pone en contacto con un abogado laboralista del directorio que venimos mencionando y este le recomienda que presente una serie de reclamaciones de cantidad tanto a la empresa como a la mutua. Además le recomienda presentar la consiguiente denuncia a Inspección de Trabajo y le informa que hay una resolución reciente del TJUE que considera nulo el despido de un trabajador estando de baja de larga duración, porque es equiparable a razones de discriminación por discapacidad.

 

En otro caso la empresa despide a una trabajadora alegando que no ha superado el período de prueba de 23 días porque la trabajadora estuvo 17 días trabajando, 4 de baja médica y otros 9 más trabajando. Se pone en contacto con abogados365.com y una colaboradora le informa que el período de prueba se computa en días naturales, es decir, la empresa le ha notificado a los 30 días de comenzar a trabajar, por lo que ha excedido el período de prueba y el despido es improcedente y le da derecho a reclamar la correspondiente indemnización.

 

En todos los casos de disputas laborales es muy importante tomar acciones legales lo antes posible, porque la ley da unos plazos muy concretos y una vez sobrepasados ya no es posible presentar denuncias o reclamaciones.

 

Por ejemplo, en 2011 se dio el caso de un trabajador que tras 28 años trabajando para una empresa, decidió dejarla por retrasos reiterados en el cobro de las nóminas. En ese momento la empresa le debía 3 pagas extras y el salario de 2 meses, sin embargo, cuando cansado de esperar decidió reclamar por vía legal, ya había pasado más de 1 año desde el momento de la baja y había perdido el derecho a reclamar esos pagos pendientes. Esta información se la proporcionó una colaboradora del directorio abogados365.com.

 

En definitiva, cuando todo va bien en el entorno laboral, no es necesario acudir a ningún abogado, pero en el momento que la empresa emprende acciones que puedan considerarse abusivas o ilegales, es imprescindible ponerse en contacto con especialistas en la materia que sepan qué pasos son los adecuados para proteger nuestros intereses.