Los líos de Villar dejan a Santa Marta sin su nuevo campo de fútbol

El terreno que estaba preparado para levantar el nuevo campo de fútbol

La 'operación Soule' afecta de lleno al proyecto para hacer un nuevo campo de hierba artificial en Santa Marta de Tormes. La Federación Española de Fútbol, a través de su Territorial, se echa atrás y deja sin presupuesto a esa nueva instalación. 

Los líos de Ángel María Villar y de la Federación Española de Fútbol van a acabar por salpicar a Santa Marta de Tormes que, de momento, se queda sin su ansiado y necesario nuevo campo de fútbol. Detrás de esta decisión está a denominada 'operación Soule' sobre la corrupción de Villar al frente de la RFEF. Mientras espera su turno para sentarse ante la Justicia el organismo federativo ha cerrado el grifo económico para muchos proyectos y también para el de Santa Marta.

 

La RFEF se había comprometido a aportar una subvención de 150.000 euros a través de la Territorial de Castilla y León para construir un nuevo campo de hierba artificial presupuestado en cerca de 400.000 euros. El proyecto se anunció hace ya unas semanas e incluye riego, iluminación y todo el equipamiento necesario para hacerlo operativo. Sin embargo la RFEF ya ha comunicado al Ayuntamiento que se olvide de ese dinero; detrás de esta situación está, además de que el proyecto no acababa de gustar por como estaba elaborado y alguna carencias importantes detectadas, la mala marcha de las cuentas federativas que se ha conocido tras la encarcelación de Villar y la falta de dirección del máximo organismo del fútbol nacional. 

 

Sin la aportación de la Federación, el Ayuntamiento ha decidido renunciar al proyecto para el que tenía que aportar otra importante cantidad. Esto deja a corto plazo sin nuevo campo de fútbol cuando su necesidad es perentoria.

 

El club más representativo de la localidad, la Unión Deportiva Santa Marta, tiene al máximo de ocupación el Alfonso San Casto y necesita de manera urgente más campos que cubran la demanda de sus 23 equipos. 

 

UN PROYECTO DISCUTIDO

 

El proyecto para construir el nuevo campo ha venido acompañado de cierta polémica municipal. El Ayuntamiento había decidido ubicarlo en un terreno en la urbanización de Valdelagua, en el término del municipio, para lo cual necesitaba cambiar la calificación del suelo.

 

El grupo municipal de Izquierda Unida ha criticado que se hubiera recurrido a una modificación provisional para este proyecto lo que le privaba de cierta seguridad. Además el mismo grupo ha criticado el importante gasto que iba a suponer para las arcas municipales que tenían que aportar casi dos tercios de lo presupuestado cuando actuaciones similares están costando menos dinero.