Los implicados en la trama 'Enredadera' planeaban echar sus redes en los parques de bomberos de la Diputación

Parque de Bomberos de la Diputación de Salamanca en Villares de la Reina.

Pinchazos telefónicos revelan conversaciones entre responsables de la trama para intentar conseguir contratos en el área de bomberos en León y Salamanca.

Los implicados en la trama corrupta que ha destapado la operación 'Enredadera' tenían planes para intentar introducirse en los servicios o gestión de los parques de bomberos de la Diputación de Salamanca. Así lo desvelan varios medios a partir de las grabaciones hechas por la UDEF, 'pinchazos' telefónicos en los que se constató la entrada del empresario leonés José Luis Ulibarri en una trama que cayó hace unos meses tras colocar contratos de gestión semafórica en numerosos municipios, con una amplia presencia en León. Las grabaciones telefónicas han destapado los 'chanchullos' del consejero de Fomento, Juan Carlos Suárez-Quiñones, con el empresario leonés por un contrato de una carretera y también llamadas del alcalde de León, Antonio Silván, a Ulibarri por otro contrato.

 

Según publican medios como 'LeoNoticias' y 'El Norte de Castilla', la facción catalana de la trama contactó con Ulibarri para, a través de sus empresas, entrar en el 'mercado' de la contratación pública en Castila y León. La opción gallega se esfuma al mostar la empresa que domina ese tipo de contratos en Galicia sus reparos para formar una unión temporal de empresas e ir a las licitaciones públicas con empresas de Ulibarri. El objetivo marcado fue la gestión de los parques de bomberos de León, pero también los de Salamanca. Responsables de empresas del entramado de Ulibarri y de Gespol, la empresa catalana de la trama, tienen varios contactos que son grabados por la policía y en las que hablan de la manera de entrar en estas adjudicaciones.

 

En las llamadas, se comprueba que responsables de Gespol barajan dos opciones para entrar en los contratos de administraciones de Castilla y León. Por un lado, un conctaco gallego y, por otro, las empresas de Ulibarri. Según el contenido de las llamadas telefónicas, tenían planeado entrar en la gestión de los parques de bomberos de León y Salamanca, en concreto, para presentar ofertas para equipos de comunicaciones.

 

Los trece parques del servicio de extinción de incendios de la Diputación de Salamanca se gestionan con un sistema mixto, pero siempre con las administraciones como implicadas. La gestión del parque de Villares de la Reina se hace desde la Diputación y la del resto de los parques se hace a través de los convenios suscritos con los ayuntamientos donde se ubican los parques. Además, en los últimos años se ha licitado un contrato de suministros para proporcionar material de excarcelación y conexiones para las mangueras, sin rastro de las empresas implicadas en la trama.