Los hoteles recuperan el aliento: la rentabilidad de las habitaciones se triplica durante el verano
Cyl dots mini

Los hoteles recuperan el aliento: la rentabilidad de las habitaciones se triplica durante el verano

El mes de julio cambió la cara de los hoteles de la ciudad, que elevaron el rendimiento medio de sus habitaciones hasta los 32,3 euros, frente a los 12,2 entre enero y mayo.

La rentabilidad hotelera en Salamanca remonta tras una primera mitad del año para olvidar. El último informe de la Alianza para la Excelencia Turística (Exceltur), calcula que entre enero y mayo el rendimiento medio de cada habitación rondó los 12,27 euros. A boto pronto no parece mucho y si se compara con las cifras del mismo periodo de tiempo 2019, efectivamente, no es mucho: de hecho es un 60% menos. El rendimiento "es el indicador clave del sector alojamiento que mide el ingreso por habitación disponible en los hoteles abiertos durante el periodo".  Tan sólo otras seis ciudades (Oviedo, Segovia, Lugo, Ávila, Teruel y Santiago de Compostela) obtuvieron menos beneficio neto que Salamanca durante los cinco primeros meses del año. Con pocos clientes y mucha competencia, estaba cantado que los datos no podían ser buenos.

 

Exceltur publica varios barómetros al año en los que analiza cómo les va a los hoteles de España. Los informes evalúan el número de plazas disponibles, los ingresos medios de cada una y la rentabilidad que los hoteles obtienen de ellas. La comparación con 2019 (Exceltur obvia los datos de 2020 por su "excepocionalidad") es la que cabía esperar: todos los indicadores empeoraron. En su resumen para el conjunto del país explican que "los resultados del presente barómetro reflejan el carácter insostenible de la extensión e intensidad de las caídas de los ingresos que se experimentan desde el inicio de la pandemia en marzo de 2020, lo que supone 15 meses de abruptas caídas, con meses de cierre absoluto y con los últimos 9 meses consecutivos con caídas superiores al -80% de los ingresos". 

 

Volviendo a Salamanca, Exceltur la menciona entre las capitales en las que "se produjo un leve aumento de las plazas abiertas" en mayo gracias a "cierta reactivación" de la demanda nacional merced al final del estado de alarma. El fin del estado de alarma sí marcó un antes y un después. Por lo pronto, abrieron más habitaciones, aunque las cifras no fueran para tirar cohetes (de un 48% de las habitaciones cerradas a un 36,9%).

 

El cambio definitivo llegó con el verano. Las autoridades públicas de Salamanca han comentado públicamente que aún no hemos alcanzado los niveles turísticos prepandemia, pero sí vamos camino de ello. En palabas del concejal de Turismo, Fernando Castaño, la ciudad "ha aguantado el tipo" durante julio y esa buena nueva se ha traducido en ingresos para los hoteles. Exceltur aún no ha elaborado su informe, pero el Instituto Nacional de Estadística sí ja aportado alguna pista: de acuerdo al INE, la rentabilidad por habitación llegó a los 22,72 euros en junio y se disparó hasta los 32,35 euros en julio, casi el triple que la media entre enero y mayo. 

 

Aún pasará tiempo antes de que la situación se estabilice. El Consistorio advierte de que Salamanca todavía depende demasiado del turismo nacional y no cree que recuperemos el nivel prepandemia de viajeros internacionales antes de 2023. 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: