Los hosteleros de la Plaza piden una nueva reflexión ante la prohibición de vender bebida 'para llevar'

Imagen de una parte de las terrazas de la Plaza Mayor

Aseguran comprender la retirada de las terrazas varios días de Ferias y Fiestas por seguridad, pero no esta nueva prohibición que les perjudica gravemente.

Los hosteleros de los establecimientos situados en la Plaza Mayor de Salamanca se muestran "decepcionados" con la decisión tomada desde el equipo de Gobierno municipal con la llegada de las Ferias y Fiestas de prohibir la venta de bebida 'para llevar' los días que se retiren las terrazas por motivos de seguridad.

 

Esta medida excepcional se recupera ya que se van a repetir las mismas condiciones que recomendaron 'blindar' la Plaza en los últimos años: gran afluencia de público y necesidad de espacio, además de control de aforo.

 

La medida afecta a los conciertos más señalados: el 7 de septiembre (Rozalén) y 8 de septiembre (Love of Lesbian), por ser viernes y sábado y arranque de fiestas. Y el del 14 de septiembre (Hombres G). Quedan al margen los del 13 de septiembre (Dj Nano) y 15 de septiembre (DVicio).

 

Los hosteleros aseguran entender, asumir e incluso apoyar esta iniciativa "por motivos de seguridad. Ya llevamos varios años haciéndolo y seguimos en esta misma sintonía", dicen. Sin embargo, han levantado la voz cuando se les ha prohibido, además, vender bebida al exterior, ya que "otros años, la pérdida de lo recaudado en terrazas se venía paliando con la venta de bebida para llevar. Este año, de repente, nos lo han prohibido", lamentan.

 

"Se agarran a un tema de normativa, pero la Feria de Día goza de medidas excepcionales y nadie dice nada. Venden bebida al exterior y todo el mundo entiende que es algo 'excepcional' a escasos metros", añaden como justificación los hosteleros de la Plaza Mayor, que recuerdan que pagan "todo el año y además es la tasa por metro cuadrado más alta de la ciudad".

 

Como ejemplos, añaden: "San Fermín, Fallas, Tomatina... todo el mundo que haya estado en estas ferias ha podido disfrutar de una bebida en plena calle. Entonces, ¿por qué aquí no? ¿A quién perjudica?", se preguntan.

 

Por otro lado, los propios hosteleros aseguran haber pedido "desde hace tiempo que la Plaza Mayor no acoja 'macroconciertos' precisamente por todos estos inconvenientes".

 

Los hosteleros manifistan, aun así, que esperan "todavía poder darle la vuelta a esta situación".

Comentarios

123 06/09/2019 18:06 #5
estos señores creo que son empresarios y como tales tienen que cumplir la reglamentacion no hacerla a su capricho, que contribuyan como todos con los impuestos y no hagan tanta trampa como estan acostumbrados, parece que solo existen ellos los demas pues a agantarse.
Si consumes, puedes 06/09/2019 14:37 #4
Feria de día=botellón institucionalizado
LA PLAZA MAYOR DE TODOS 06/09/2019 13:08 #3
Sería conveniente saber cuantos de estos restaurantes, se han reformado en algo para comodidad de los clientes, muchos explotando la gallina de los huevos de oro, pero muy pocos tocan sus w.c., algunos dan pena, en lugares laberínticos casi escondidos y muchos, bastantes de ellos sin adaptar todavía. Donde está la inspección de sanidad o de turismo. De la inspección de trabajo mejor ni mencionarla, en cobrando los inspectores, cobramos todos. Claro es, que pagan justos por pecadores, muchos son buenos profesionales y se preocupan del cliente y mientras otros, por ejemplo, en las casetas de la Rua, colocan los taburetes, mesas y papeleras, en la mismísima pared de la Casa de las Conchas, y que decir de la Plaza Mayor, ya no les basta con tener 4 filas en la plaza y a veces hasta 5, además de los soportales por si llueve, ocupando claros lugares de paso. Una cosa es favorecer el comercio local y otra el cachondeo con la anuencia de la policía local que hace la vista gorda, en detrimento de una ciudad tan bella y que, por claro abuso, se están cargando..
BOCHORNO SALMANTINO 06/09/2019 12:08 #2
Creemos que no es bueno que un ayuntamiento apueste todo a un solo gremio, por mucho que genere en tasas e impuestos, calles cortadas, parques cerrados hasta con vallas, bancos de piedra retirados, policías que sólo controlan botellones, pero que no controlan espacios ni distancias en un autentico desparrame de terrazas revueltas, ellos mismos a merced de intereses puramente económicos. Un absoluto caos de ciudad.
Carlos 06/09/2019 10:38 #1
Eso no se le puede consentir se convertiria la ciudad en un macrobotellon siempre pidiendo cosas imposibles que los beneficie siempre a ellos y los vecinos qué?No contamos para nada?

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: