Los hosteleros de la Plaza piden una nueva reflexión ante la prohibición de vender bebida 'para llevar'

Imagen de una parte de las terrazas de la Plaza Mayor

Aseguran comprender la retirada de las terrazas varios días de Ferias y Fiestas por seguridad, pero no esta nueva prohibición que les perjudica gravemente.

Los hosteleros de los establecimientos situados en la Plaza Mayor de Salamanca se muestran "decepcionados" con la decisión tomada desde el equipo de Gobierno municipal con la llegada de las Ferias y Fiestas de prohibir la venta de bebida 'para llevar' los días que se retiren las terrazas por motivos de seguridad.

 

Esta medida excepcional se recupera ya que se van a repetir las mismas condiciones que recomendaron 'blindar' la Plaza en los últimos años: gran afluencia de público y necesidad de espacio, además de control de aforo.

 

La medida afecta a los conciertos más señalados: el 7 de septiembre (Rozalén) y 8 de septiembre (Love of Lesbian), por ser viernes y sábado y arranque de fiestas. Y el del 14 de septiembre (Hombres G). Quedan al margen los del 13 de septiembre (Dj Nano) y 15 de septiembre (DVicio).

 

Los hosteleros aseguran entender, asumir e incluso apoyar esta iniciativa "por motivos de seguridad. Ya llevamos varios años haciéndolo y seguimos en esta misma sintonía", dicen. Sin embargo, han levantado la voz cuando se les ha prohibido, además, vender bebida al exterior, ya que "otros años, la pérdida de lo recaudado en terrazas se venía paliando con la venta de bebida para llevar. Este año, de repente, nos lo han prohibido", lamentan.

 

"Se agarran a un tema de normativa, pero la Feria de Día goza de medidas excepcionales y nadie dice nada. Venden bebida al exterior y todo el mundo entiende que es algo 'excepcional' a escasos metros", añaden como justificación los hosteleros de la Plaza Mayor, que recuerdan que pagan "todo el año y además es la tasa por metro cuadrado más alta de la ciudad".

 

Como ejemplos, añaden: "San Fermín, Fallas, Tomatina... todo el mundo que haya estado en estas ferias ha podido disfrutar de una bebida en plena calle. Entonces, ¿por qué aquí no? ¿A quién perjudica?", se preguntan.

 

Por otro lado, los propios hosteleros aseguran haber pedido "desde hace tiempo que la Plaza Mayor no acoja 'macroconciertos' precisamente por todos estos inconvenientes".

 

Los hosteleros manifistan, aun así, que esperan "todavía poder darle la vuelta a esta situación".

Noticias relacionadas