"Los hechos me dan la razón: le hice una 'peineta' por pederasta"
Cyl dots mini

"Los hechos me dan la razón: le hice una 'peineta' por pederasta"

La ermita de Valdejimena

Condenado a pagar 180 euros por injurias, ahora reconoce que sus gestos iban dirigidos al sacerdote Francisco Carreras, acusado ahora por varias víctimas de abuso sexual.

Fue condenado por un delito leve de injurias a pagar 180 euros de multa tras el juicio celebrado en febrero de 2017 por haber hecho "una peineta" durante la misa celebrada en la ermita de Valdejimena en agosto de 2015.

 

Ahora, este salmantino se defiende. "La verdad siempre acaba saliendo a la luz; me acusaron de hacerle una 'peineta' a la Virgen y yo siempre dije que era mentira. Lo cierto es que le llamé pederasta y por eso me denunció y me condenaron... ahora se han publicado las declaraciones de varios chicos de los que abusó... ¿pero qué país es éste?" se lamenta.

 

"La 'peineta' no era para la Virgen, era para él y para los que le protegen", se queja el condenado. "No es merecedor de la sotana que lleva y si la Iglesia le defiende, ampara y protege, es que está podrida también", asegura.

 

El pasado día 9 de noviembre, el diario El País publicó que el obispado de Salamanca ignoró un aviso de la archidiócesis de Miami, que expulsó en 1981 de su jurisdicción a Francisco Carreras tras un caso de abusos a un menor.

 

Después de este caso, se mantuvo a este sacerdote al frente de varias parroquias rurales de Salamanca hasta 2004. En estos nuevos destinos, Carreraas continuó con sus agresiones sexuales, como declaran al menos tres víctimas en El País

 

Las primera acusaciones recibidas desde Estados Unidos describen al sacerdote como "un depredador sexual" que accedía a los niños tras ganarse la confianza de las familias con su carisma.