Los grupos municipales confrontarán sus modelos de control de los contratos con el 'caso piscinas' de fondo

Fernando Castaño (Foto:F.Rivas)

El presidente de la comisión de Contratación ha convocado una sesión extraordinaria el próximo lunes para negociar un nuevo modelo de control de los contratos, necesario tras los escándalos del 'caso piscinas' o el Multiusos.

Los grupos municipales se sentarán al fin, el próximo lunes, frente a frente para confrontar sus diferentes modelos en una cuestión vital: el control de los contratos. En los últimos tiempos se ha puesto de manifiesto que la falta de vigilancia por parte de sucesivos equipos de Gobierno ha generado situaciones inconcebibles. Por un lado, que instalaciones de titularidad municipal sufren un importante deterioro cuando están cedidas a empresas privadas sin que eso se pueda evitar; y por otro lado, que cuando se va a pedir responsabilidades se comprueba que el Ayuntamiento no ha estado vigilante, no ha ejercido sus derechos y, finalmente, es imposible recuperar el coste económico.

 

Eso ha derivado en situaciones como la del 'caso piscinas', el profundo deterioro generado durante la vigencia del anterior contrato de gestión de las piscinas municipales, que se ha saldado con un coste de casi 7 millones de euros en obras de reparación y mejora; montante del que sólo se va a reclamar una pequeña parte a la responsable, 1,2 millones. Y que ha dejado en evidencia que el equipo de Gobierno no hizo los controles obligados. O el caso del Multiusos, donde habrá que invertir 2,2 millones para arreglo sin que se pueda recuperar menos de 400.000 euros de una fianza.

 

Antes estas situaciones, PSOE y Ganemos por un lado, y Ciudadanos y PP por otro, han defendido diferentes modelos de control. Los dos primeros han pedido responsabilidades al equipo de Gobierno por las consecuencias del descontrol y apuestan por una vigilancia exhaustiva, mientras Ciudadanos planteó verificar sólo algunos contratos de gran cuantía y de manera menos severa; el PP se ha mantenido a la expectativa. Y ahora se podrá ver qué es lo que pretende cada uno en una comisión extraordinaria sobre las medidas que hay que tomar.

 

Hasta ahora, el grupo más activo ha sido Ganemos, que ha venido presentando diversas iniciativas con el fin de que se establezca en el Ayuntamiento un sistema de seguimiento y control político sobre el desarrollo y cumplimiento de los contratos municipales, en sus diversas clases: obras, gestión de los servicios y suministros. Primero presentaron sus propuesta en rueda de prensa, luego una Moción en el Pleno del Ayuntamiento con el mismo objetivo, que no salió adelante por falta de apoyo del grupo municipal de Ciudadanos que votó junto al PP.

 

Recientemente el grupo municipal entregó en el Registro del Ayuntamiento una propuesta para tratar este asunto con los demás grupos municipales. Por fin, ha sido convocada para el próximo lunes una sesión extraordinaria de la Comisión de Bienes y Contratación con este asunto en el orden del día.  Desde Ganemos Salamanca manifiestan su satisfacción porque por fin este asunto tan importante sea debatido en el seno de un órgano municipal por todos los grupos municipales, lo que nos confirma su importancia para el Ayuntamiento y para la ciudadanía tal y como Ganemos Salamanca venía reclamando.