Los gasolineros denuncian la situación del sector en la región

La Asociación Provincial de Estaciones de Servicio de Salamanca alerta sobre la caída del consumo desde el inicio de la crisis

La situación de las gasolineras en Castilla y León va de mal en peor, con una bajada del 35 por ciento en el consumo desde el inicio de la crisis. Así lo ha confirmado la Asociación Provincial de Estaciones de Servicio de Salamanca, que ha llamado la atención sobre el aumento de cierres en la región.

 

Los empresarios achacan esta situación a la subida del petróleo y la pérdida de poder adquisitivo de los ciudadanos, si bien no son las únicas causas. La carga fiscal que soporta el combustible, con el impuesto de hidrocarburos, el céntimo sanitario y el IVA no hacen sino empeorar la situación de las estaciones de servicio.

 

Desde la Asociación han asegurado que el volumen de ventas ha descendido, en algunas gasolineras, de 5.000 a 1.000 litros diarios. Los conductores, además, optan por repostar cantidades cercanas a los 10 euros, aunque tengan que ir más a menudo a cargar combustible, y solo llenan el depósito si van a salir de viaje.

 

Otra de las causas apuntadas por la Asociación Provincial de Estaciones de Servicio de Salamanca es la competencia que suponen las cooperativas agrícolas que expenden a sus asociados.