Los ganaderos temen que los industriales se hagan con explotaciones de ibérico para autoabastecerse

La campaña de montanera se prevé con mucha bellota si no hay una catástrofe meteorológica pero se barrunta que no habrá muchos animales en el mercado, igual que ahora con el pienso.

El sector del porcino ibérico continúa con una gran inestabilidad en los precios y una tendencia alcista que se prolonga desde hace más de 80 semanas en la Lonja Provincial de Salamanca y que se ha acentuado desde el pasado mes de enero.

 

De hecho, así lo reflejan los precios que se fijan cada semana en la mes de ibérico entre ganaderos e industriales que reconocen que la escasez de animales en el mercado provoca una subida desorbitada del precio como ocurrió hace varios años pero a la inversa, o lo que es lo mismo, a la baja. Así, es el industrial el que ahora está con el agua al cuello cuando en un tiempo pasado le ocurrió lo mismo el ganadero.

 

Por ello, y ante esta situación de inestabilidad, los ganaderos temen que sean los propios industriales (hay algunos potentes que ya lo hacen) compren grandes explotaciones de ibérico para autoabastecerse y apartar del mercado a los pequeños productores con el fin de que los cerdos les cuesten menos dinero en origen.

 

Es más, son los propios ganaderos que acuden cada lunes a la Lonja los que han denunciado esta situación que ya está ocurriendo pero que puede hacerse mucho más habitual dentro del sector.

 

"LOS INDUSTRIALES QUIEREN ROMPER CONTRATOS"

 

Además, algunos ganaderos indican que la actitud de los industriales en la mesa de ibérico (piden más subidas que los propios productores) se debe "no a que hagan caso al mercado, más bien a la posibilidad de romper los contratos que tienen hechos a precio de Lonja para que estos no tengan ya validez y volver a negociar el precio".

 

De hecho, en la última mesa celebrada, fue el propio presidente, Eloy García, el que abandonó la misma con un "el mundo al revés y no entiendo qué buscan con estas peticiones tan alcistas".

 

MÁS BELLOTA PERO MENOS CERDOS

 

Por último, y en lo que se refiere a la próxima montanera, las previsiones indican que sí habrá bellota suficiente siempre que las condiciones meteorológicas no sean adversas, pero lo que no está claro es la cifra de animales en el mercado que seguro será menos y eso puede provocar que el precio inicial que se fije sea elevado.