Cyl dots mini

Los ganaderos salmantinos temen una Navidad sin lechazo ni chuletones en la hostelería que arruine el mal año del sector

Gangado en una explotación de bovino en Salamanca.

El cierre de la hostelería y el turismo bajo mínimos hace que las 'partes nobles' de bovino y el ovino no tengan salida y comprometen la época de más consumo y ventas: piden más ayudas directas.

"Nos jugamos la producción de todo el año en Navidad". Así de contundente se manifiesta el Juan Luis Delgado, ganadero y presidente de Asaja en Salamanca, que ve como el trabajo de todo un 2020 ya complicado de por sí se puede ir totalmente al traste en la que es la época de más consumo y ventas, pero que se ha visto trastocado por completo por la pandemia. El problema viene a añadirse a otros que ya tienen, como el de los precios, y se concreta en una situación: la falta de salida de las 'partes nobles' del bovino y del ovino por el cierre de hostelería y turismo.

 

La crisis sanitaria y los cierres de actividad están afectando a todos los sectores, también al agroalimentario, aunque con diferencias. En el sector primario, que ha tenido un comportamiento excepcional, se nota más entre los ganaderos. Todos han tenido que ingerniárselas para sacar adelante su negocio, empezando por un clásico de Salamanca como el sector del ibérico, pero ha golpeado especialmente las producciones centradas en la próxima Navidad.

 

El problema es similar al que se presentó en marzo cuando se cerró por primera vez en puertas de la turística Semana Santa, y aunque el verano ha pasado algo mejor, los ganaderos especializados en bovino o ovino ven con pesimismo la Navidad porque la situación ha empeorado. La venta de chuletones y lechazos, dos productos específicamente de hostelería, tendría que arrancar ahora y las perspectivas son malas: con los bares y restaurantes cerrados y el turismo parado, se antoja difícil que haya demanda.

 

Por ahora, los ganaderos siguen trabajando e invirtiendo en sus explotaciones como la misma intensidad que otros años. Los lechazos que se tendrían que vender para las fiestas navideñas están terminando de parir ahora y también se ultima la producción de chuleteros. Son productos específicos de restaurante y de menús festivos que van a tener difícil salida cuando estamos en puertas de su época de mayor venta. "Es más que probable. Si las compras de Navidad se hacen con los hoteles y restaurantes cerrados, el canal Horeca cerrado, el turismo cerrado... vamos a tener un problema", asegura Delgado este domingo por la mañana tras atender su explotación.

 

"El turismo no es casi nada sin la gastronomía, sin el jamón y el chuletón, y eso tenemos que mantenerlo"

 

Y luego está el problema del precio, un 10% por debajo de lo habitual a estas alturas, y que se 'come' los márgenes de los ganaderos de bovino y ovino, y también de tostón. Justo ahora que estos productos tendrían que ganar cotización. "Un lechazo vale el doble de cara a Navidad que después del 6 de enero", reconoce. Mientras tanto, se conforma con el canal de la exportación y lo que se puede vender para el consumo en hogares, aunque lechazo y chuletones son más de hostelería. Y viven pendientes de cómo afectará al consumo de estas piezas la más que probable crisis económica tras la pandemia.

 

El sector reclama ayudas directas para intentar paliar la situación. Las hubo, aunque reducidas, para el porcino y el lechazo durante la primera ola, no para el bovino. "No queda otra que poner fondos públicos para salvar a estas empresas y tener esa bandera cuando esto pase", dice Delgado, que recuerda que "el turismo no es casi nada sin la gastronomía, sin el jamón y el chuletón, y eso tenemos que mantenerlo".

 

Cuestión europea

Por ahora, los ministros de Agricultura de la Unión Europea examinarán este lunes la evolución de los principales mercados agrícolas durante la pandemia de coronavirus y el representante español, Luis Planas, pondrá el acento en la carne de vacuno y en el vino, dos sectores especialmente afectados el cierre de bares y restaurantes. 

 

El Gobierno español ya promovió una declaración en octubre en defensa del sector del vacuno y ahora quiere retomar la cuestión para incidir en la necesidad de adoptar medidas en su defensa, como por ejemplo que se permita el almacenamiento privado para que se estabilicen los precios, señalan fuentes diplomáticas.

Comentarios

España vaciada 16/11/2020 22:14 #1
Solo hay que ver la cantidad de comentarios que hay en la noticia de los médicos trasladados a Valladolid y ninguno aquí, para ver lo que le importa a la gente el campo y el sector primario, que somos una de las "industrias" más potentes de España y que estamos siendo arrastrados por la desgracia que tienen en la hostelería. Será que estamos acostumbrados a convivir con las crisis y a vivir con lo justo

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: