Los ganaderos de Salamanca piden a gritos recuperar la categoría de recebo para el ibérico
Cyl dots mini

Los ganaderos de Salamanca piden a gritos recuperar la categoría de recebo para el ibérico

Los productores del sector del ibérico claman ante la desaparición de una categoría que se 'cargó' la actual Norma y que deja en el limbo a los cerdos descalificados de bellota en el mercado.

La Norma del Ibérico sigue dando que hablar, y mucho... el sector del porcino en Salamanca y Castilla y León nunca estuvo a favor de la modificación de la Norma del Ibérico por entender que les perjudicaba, y mucho, y no hacen más que dejarlo claro en muchos foros. Uno de ellos es la mesa de porcino de la Lonja de Salamanca, donde los profesionales 'sueltan perlas' contra la Norma porque perjudica a sus intereses.

 

Uno de los puntos de conflicto, y cuando se acerca el final de la campaña de bellota, es lo que ocurre con los cerdos que son descalificados de esta categoría. Anteriormente, pasaban a formar parte de la categoría de recebo, que engloba a los ibéricos alimentados con pienso y bellota, cuyo precio en el mercado era una media entre el cebo de campo y la bellota. Ahora, pasan a formar parte del cebo de campo, cuando no lo son, con todo el 'engaño' que ello conlleva, y con un precio menor que antes en el mercado.

 

Así las cosas, la mejor solución para el sector era la vuelta de la categoría de recebo a las cotizaciones, tal y como demandan los ganaderos, pero el Ministerio no está por la labor. El recebo supondría el reconocimiento legal del problema actual ante la falta de bellotas en el campo, de modo que los animales se ven obligados a comer pienso para 'intentar' cumplir con los requisitos de la Norma, en la medida de lo posible.

 

No en vano, los sacrificios del sector en cada año muestran con claridad que el número de animales de cebo ha crecido de manera exponencial desde el cambio de la Norma hace 4 años. La categoría cebo de campo (50% ibérico y alimentado con pienso pero con alimentación también fuera de las granjas) ha doblado el número de piezas finales, por lo que cebo y cebo de campo, con la actual Norma, agrupan la mayoría de productos derivados del cerdo.