Los funcionarios de Topas se encierran para exigir equiparación salarial con los de cárceles catalanas

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), la Asociación Profesional de Funcionarios de Prisiones (APFP) y el Sindicato Profesional de Sanidad Penitenciaria (SPSP) convocan siete horas de encierro en todos los centros de la Comunidad. 

El encierro se prolongará de 10.00 a 17.00 horas en los centros penitenciarios de Castilla y León, al igual que en el resto de España, para urgir la convocatoria de la mesa de negociación y exigir la equiparación salarial de los empleados de prisiones.

 

El calendario de movilizaciones incluye dos encierros los días 5 y 12 de abril en todas las prisiones y cuatro concentraciones --cada jueves de mes-- ante el Ministerio de Interior en Madrid.

 

El objetivo de estas movilizaciones, que "podrían continuar más allá de abril", es "exigir al Gobierno que garantice la equiparación salarial de los funcionarios de prisiones del conjunto de España" con respecto a Cataluña, única comunidad que tiene competencias en materia penitenciaria.

 

Estas diferencias salariales oscilan, según afirman, desde un mínimo de 1.600 euros (funcionario de oficina genérico) hasta los 25.000 euros en el caso de un director de centro penitenciario).

 

Asimismo, se reclama la reclasificación de niveles, la asignación al grupo B de los actuales C-1, y la recuperación del cien por cien de las pagas extras perdidas en 2010.