Los funcionarios de la cárcel de Topas denuncian "cacheos" ante la mirada de los presos

(Foto: Acaip.es)

El sindicato de la prisión de Salamanca denuncia que por este hecho, sin justificación, pueden perder autoridad ante los reclusos y recuerdan que en la cárcel "vamos sin ningún tipo de arma".

Los funcionarios de la cárcel salmantina de Topas están indignados. ¿El motivo? "Un operativo formado por cinco vehículos y agentes de la Guardia Civil han llevado a cabo de forma indiscriminada el cacheo e identificación de los trabajadores del Centro Penitenciario de Topas antes de su entrada al mismo".

 

Al menos eso es lo que denuncia el sindicato de prisiones Acaip, que revela además que el cacheo se ha efectuado "también sobre los vehículos, se ha ordenado abrir los maleteros, y sobre las pertenencias de los trabajadores, a los que igualmente se les ha identificado. Dicho cacheo se ha llevado a cabo de forma indiscriminada, sobre los trabajadores que accedían a su puesto de trabajo", indican en un escrito.

 

Este hecho además se agrava porque todos los internos cuya celda y ventanas de las mismas dan a dicha zona han podido observar los acontecimientos, generando "malestar y preocupación entre los trabajadores del centro".

 

 

Este sindicato no tiene conocimiento de que en dichos cacheos se haya intervenido ningún "objeto prohibido a ningún trabajador y en ningún vehículo, desconociendo cuáles pueden haber sido los motivos o la justificación para que se haya generado esta situación de sospecha generalizada sobre los trabajadores del Centro que, debido a lo ocurrido, sienten menoscabada su autoridad ante los internos".

 

Según denuncia Acaip, este hecho puede repercutir "de forma negativa en el ejercicio de su responsabilidad en el interior del centro, afectando a la seguridad de los trabajadores, cuyo principal arma en el interior del establecimiento es su autoridad. Los trabajadores de II.PP. no portan armas en el interior del centro, estando a merced de la población reclusa, cuyo número es mucho mayor que el de los trabajadores, especialmente en estos momentos en los que la RPT tiene 45 funcionarios menos de los que marca la RPT del centro", aseveran en un escrito.

 

La inseguridad que los hechos mencionados está causando entre la plantilla, por sus posibles consecuencias en el desarrollo de sus funciones, "debería de haber sido tenida en cuenta por la Dirección del Centro y, si éste hubiese entendido que hay motivos o datos contrastados para realizar algún tipo de control o el seguimiento en algún caso concreto, que hubiese ordenado, en coordinación con los responsables de la Guardia Civil, el seguimiento y control de dicho caso, sin generar este estado de sospecha sobre todos los trabajadores del centro".

 

El Sindicato ACAIP enviará un escrito tanto a la Dirección del Centro, como a la Secretaría General de II.PP. y a la Comandancia solicitando información sobre lo sucedido, a fin de aclarar las motivaciones, así como si ha habido orden de algún responsable Administrativo, Director del Centro, Secretaría General de II.PP. o Subdelegación del Gobierno para la realización de dichos cacheos de forma indiscriminada, "o si eran conocedores de que se iban a llevar a cabo. Así como si ha existido autorización judicial para el cacheo de los vehículos por parte de los agentes de la Guardia Civil".

 

Por último, Acaip denuncia que el Director de la cárcel se encontraba en el Centro Penitenciario cuando se produjeron estos hechos, "desconociendo si dichos cacheos se han efectuado igualmente sobre su persona".