Los 'extras' del nuevo campo de fútbol del Reina Sofía disparan el coste del proyecto hasta los 1,8 millones

El equipamiento necesario engrosa en 300.000 euros el presupuesto necesario para completar la transformación del campo.

La comisión informativa de Fomento del Ayuntamiento de Salamanca ha dado el visto bueno al proyecto para convertir el campo de fútbol del Reina Sofía en un estadio con aumento de grada, más instalaciones y un campo anexo. Sin embargo, la aprobación definitiva ha deparado una pequeña sorpresa en forma de coste extra que elevará la factura final hasta los 1,8 millones de euros necesarios para que la instalación esté completa y totalmente equipada.

 

El asunto ha salido a la luz en la propia comisión y ha deparado algunas críticas de los grupos municipales. En primer lugar, por el coste de la redacción del proyecto, encargado a un estudio habitual del consistorio, el mismo que hizo el estudio fallido del campo del Zurguén; el nuevo diseño ha costado 17.000 euros que se suman a los 20.000 del que se desestimó.

 

Pero lo que más ha llamado la atención es un coste de 300.000 euros en extras para completar el equipamiento del nuevo estadio Reina Sofía, que compartirán Unionistas y Real Monterrey. Según ha podido saber este medio, los extras incluyen 40.000 euros para una red que evite la salida de balones del campo anexo, otros más de 40.000 euros para bancos, tanquillas y equipamiento de los seis vestuarios previstos y 150.000 euros en asientos de plástico para las gradas; además, se dotarán dos videomarcadores en lugar del único actual.

 

El proyecto básico, que consiste en ampliar las gradas hasta casi 5.000 espectadores, edificios de vestuarios y un campo anexo, roza los 1,5 millones de euros. Estos 300.000 euros extra son necesarios para completar el equipamiento y, sobre el papel, podrían sumarse como mejoras del contrato o, directamente, engrosar la factura final a la espera de bajas en el proceso de contratación, que dependen de la voluntad de las empresas que concurran.

 

 

Sin plan de accesibilidad

 

Además, durante la comisión informativa ha surgido otro problemas, apuntado por el concejal de Ganemos, Gabriel Risco. Según el edil, el proyecto presentado carece de planes de transporte y accesesibilidad. Eso significa que no se contempla dónde van a aparcar o cómo se haría la evacuación de los asistentes a diario a las instalaciones para entrenar, y más todavía los días de partido, cuando Unionistas está llevando cerca de 2.000 aficionados a las gradas de las pistas del Helmántico.

Noticias relacionadas