Los estudiantes de la USAL, los que más becas reciben de las universidades de Castilla y León

Estudiantes

La Consejería de Educación ha resuelto la convocatoria de becas para este curso, que beneficiarán a 295 estudiantes de la Universidad de Salamanca, casi la mitad de las 661 becas de toda la región.

La Consejería de Educación ha resuelto la convocatoria de becas universitarias del curso 2018-2019, de la que se han beneficiado 661 estudiantes en la Comunidad. Este año, además de dirigirse a alumnos de grado de nuevo ingreso, por primera vez, se han destinado a estudiantes de primer curso de máster en las universidades de Castilla y León. Unas becas para las que la Consejería de Educación ha destinado un total de 1.138.268 euros.

 

En este sentido, los estudiantes de la Universidad de Salamanca son los que más becas han recibido de todas las universidades de Castilla y León, tanto en número como en cuantía, a las que hay que sumar las destinadas a los alumnos de la Universidad Pontificia y que en conjunto copan la mitad de las becas concedidas por Educación. De esta forma, de las 661 becas, 295 son para los estudiantes de la USAL, 65 de ellas para la matrícula de Máster y 230 para la residencia de Grado. Por su parte, para los estudiantes de la Pontificia se han concedido 22 becas, 4 para la matrícula de Máster y 18 para la residencia de Grado.

 

En cuantía, del más del millón de euros destinado por la Consejería de Educación para este fin, algo más de 544.000 euros serán para los estudiantes de las universidades salmantinas. Así, los alumnos becados de la USAL recibirán, en conjunto, algo más de 507.000 euros, mientras que para los de la Pontificia se destinarán cerca de 37.000 euros.

 

Esta convocatoria de ayudas al estudio ha estado dirigida a los alumnos de nuevo ingreso que cursen enseñanzas de grado y, por primera vez, también a estudiantes matriculados en el primer curso de enseñanzas oficiales de máster en las universidades de Castilla y León durante el curso académico 2018-2019. De esta forma, según han explicado desde la Consejería de Educación, el objetivo de estas becas ha sido "fomentar el acceso y continuidad de los estudios superiores a aquellos que estén en condiciones de cursarlos con aprovechamiento, mediante la concesión de becas al estudio que garanticen, dentro de las posibilidades presupuestarias, la igualdad de oportunidades y la calidad en el rendimiento académico".

 

Esta convocatoria ha permitido a los solicitantes elegir entre dos modalidades de ayuda dependiendo de su situación personal: de matrícula y de residencia. A la primera de ellas, han podido optar los estudiantes matriculados en primer curso de una enseñanza oficial de máster en alguna universidad de Castilla y León y haya obtenido una nota en los estudios previos que le dan acceso al máster menor de 6,5 puntos, para másteres habilitantes o que sean condición necesaria para el ejercicio de una profesión regulada, y de 7 puntos para los restantes estudios de máster. 

 

La ayuda de residencia, por su parte, ha ascendido a 1.600 euros, y a ella han optado los alumnos de grado que hayan accedido a la universidad con una nota inferior a 6,5 puntos -puesto que con notas de 6,5 y superiores la concede el Ministerio de Educación y Formación Profesional-. De esta modalidad no podían beneficiarse los solicitantes con independencia familiar y económica, que cursen total o parcialmente enseñanzas en la modalidad a distancia, ni quienes se matriculen en menos de 60 créditos.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: