Los errores del Guijuelo... agrandan su bache

(Foto: Chema Díez)

El equipo salmantino no sale de su crisis de resultados y suma tres derrotas seguidas, en un partido en el que fue mejor que su rival pero en el que no halló el premio del gol. Un fallo de Devis le costó demasiado caro el Guijuelo.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

UD SOMOZAS: Marc; Javi Rosa, Dopico, Alfonso, Fiuza; Edy, David (m. 86 Antas), Juan Martínez, Rubén Gómez; Joseba (m. 54 Antón de Vicente) y Stefan (m. 63 Jordi).

 

CD GUIJUELO: Devis Epassy; Jonathan, Gonzalo (m. 66 Jorge Alonso), Yeray, Razvan; Moreno, Valero (m. 70 Nierga), Garban (m. 62 Rigo), Carlos Rubén; Chuchi y Lambarri.

 

GOLES: 1 - 0 minuto 62, Edy. 2- 0 minuto 91 Jordi.

 

ÁRBITRO: Sergio Pérez Muley. Amonestó a Juan Martínez (m. 9), Joseba (m. 17), Fiuza (m. 21) por parte de la UD Somozas y a Javi Moreno (m. 11), Razvan (m. 38) por parte del CD Guijuelo.

 

EN DETALLE: Partido correspondiente a la jornada 23 del Grupo I de Segunda B que ha enfrentado a UD Somozas y CD Guijuelo en el Municipal Pardiñas. Los salmantinos encadenan tres derrotas consecutivas.

Tercer partido seguido sin sumar para el Guijuelo... el bache ya se ha hecho demasiado grande en un partido en el que el equipo fue mejor que su rival y en el que no mereció el castigo de la derrota. Pero en esta categoría, los fallos se pagan muy caro y el Guijuelo volvió a sufrirlo de primera mano.

 

Un error garrafal de Devis en una falta lejana del Somozas dejó helado al equipo, que además no fue capaz de hacer gol, en un choque que supo manejar pero en el que no halló el preciado tesoro del fútbol. La situación comienza a ser preocupante para un equipo que carece de los fundamentos del pasado y que está tocado mentalmente... Quizá el mejor remedio sea intentar desquitarse contra el líder Real Oviedo la próxima jornada en El Municipal.

 

El Guijuelo salió con un equipo bregador y trabajador, con una declaración de intenciones al debutar como titular uno de los recién llegados, el ariete Ander Lambarri, en sustitución de 'El Increíble' Nierga, con el fin de dotar al equipo de más remate, juego aéreo y trabajo 'en el barro', en un campo con agua en muchas de sus partes, pero quizá mejor de lo previsto. Garban también fue de la partida para darle al equipo ese mayor punto de agresividad y de trabajo.

 

El choque comenzó con una UD Somozas seria y bien plantada que no eludía el juego combinativo, con un terreno de juego que aguantaba, al menos por el momento. El Guijuelo intentaba no cometer errores en los primeros minutos del partido y aguantar ese arreón inicial de un equipo enrachado.

 

Pasaban los minutos y la mejor de las noticias era el nulo trabajo de Devis Epassy, lo que significaba que el Guijuelo estaba haciendo bien las cosas. Lambarri mostraba sus credenciales aguantando bien la pelota y fijando a los centrales, en un buen trabajo del nuevo fichaje del equipo. Además, el balón parado quizá era una buena y posible solución y el Guijuelo no rehuía esa opción con Chuchi poniendo balones de oro.

 

El reloj corría y el Guijuelo apenas pasaba apuros salvo en alguna salida de la pelota, en un día para pocas florituras y tan solo algún fallo podía condenar al equipo. Uno de ellos tuvo lugar en el minuto 30 después de una mala salida de Devis, que solventó Gonzalo en primera instancia y el colegiado después, porque estorbó el jugador del Somozas cuando la grada ya cantaba gol. Susto y de los grandes...

 

Esta situación animó a los gallegos, que tuvieron otro arranque acto seguido y de vez en cuando daban algún susto en la presión, por lo que los cinco sentidos debían estar puesto en el estado del terreno de juego y dejaba lugar al físico pese a que aguantó el chaparrón, en unos primeros 45 minutos donde el Guijuelo apenas tuvo problemas.

 

UN ERROR, DE NUEVO MUY CARO

 

En la reanudación, el choque no cambió mucho de guión y el escenario seguía siendo el mismo, en un partido en el que marcar un gol podía valer su peso en oro. Y el Guijuelo se animó más en ataque llevando la iniciativa, que le llevó a una gran opción en el 51 cuando un gran centro de Jonathan se lo arrebató de la cabeza Marc Martínez a Lambarri cuando el ariete esperaba el balón para marcar.

 

El Somozas se estiraba de vez en cuando con algún acercamiento en el área de un Devis poco afortunado en las salidas, pero sin males mayores para el Guijuelo. En ataque, Carlos Rubén y Chuchi eran los más activos (tienen la calidad).

 

En el 63, Fernando Estévez optó por un cambio a priori defensivo para intentar no cometer fallos y sumar al menos un punto, retirando a Garban y dando entrada al debutante Rigo (defensa), adelantando la posición de Gonzalo junto a Moreno en el doble pivote y escorando a Valero a la derecha.

 

Pero, cosas del destino, en la siguiente jugada, un error garrafal de Devis Epassy (inseguro todo el choque) tras una falta lejana de Edy puso por delante a los gallegos, dando al traste con el nuevo plan de Estévez, que tuvo que recular y dar entrada a Jorge Alonso por Gonzalo para dotar al equipo de una mayor vertiente ofensiva.

 

Quedaba tiempo y el Guijuelo lo iba a intentar hasta el final, en una derrota que era injusta por los méritos de ambos. Minutos más tarde, Estévez dio entrada a ''El Increíble' Nierga por Valero para tener más presencia en ataque. Había que volcarse en el campo del Somozas, pero con criterio.

 

Los salmantinos quizá abusaron de balones largos para Lambarri pero el Guijuelo fue muy superior a su rival en la segunda parte ya que los gallegos no pasaron casi del centro del campo, pero en el fútbol mandan los goles.

 

No en vano, la realidad indica que el CD Guijuelo ha sumado su tercera derrota consecutiva (Tropezón, Compostela y Somozas) y no supera un bache muy difícil de resultados pese a que no mereció perder y si sumar al menos un punto. La pareja Jonathan - Lambarri era la que más peligro de gol llevaba pero el ariete tocaba todas sin la fortuna de un gol que no llegaba. Si llegó el segundo del Somozas en una contra y con el Guijuelo volcado...

 

El Guijuelo se va de vacío por tercera jornada seguida, de manera injusta, pero la realidad es que el equipo también parece haber perdido alguno de sus fundamentos y mucho gol. Que la recuperación llegue contra el Oviedo.