Los empresarios prevén que 100.000 hosteleros habrán tenido que cerrar sus negocios a final de año
Cyl dots mini

Los empresarios prevén que 100.000 hosteleros habrán tenido que cerrar sus negocios a final de año

El presidente de Cecale, Santiago Aparicio, ha calificado de "crítica" la situación provocada por el avance del coronavirus.

El coronavirus ha dejado muy tocada a la economía. Así lo ha explicado este viernes el presidente de Cecale, Santiago Aparicio, quien ha asegurado que la situación en Castilla y León es "más o menos igual que en el resto de España". En este sentido, ha apuntado al turismo y a los subsectores que de él dependen, como la hostelería, como los que más están sufriendo las consecuencias de esta pandemia y ha calificado la situación como "crítica".

 

En concreto, Aparicio asegura que hasta el momento en España han tenido que cerrar sus puertas más de 70.000 hostelerios y "se prevé que a final de año esta cifra llegue a las 100.000 empresas". Una situación que se repite en Salamanca, aunque "es muy difícil estimar la cifra exacta, pero creemos que entre el 30 y el 40% de los empresas se queden por el camino, aunque dependerá mucho de cómo se plantee el tema económico", explican desde Empresas de Salamanca.

 

La situación se repite en el comercio, donde ya se han producido cerca de 30.000 cierres en toda España. "La situación es muy compleja, es inédita y no se ha sabido actuar porque ha pillado por sorpresa, no se esperaba que fuera tan duro. Gran parte de los contagios vienen por las reuniones familiares, de amigos y por no cumplir las normas. Los empresarios tenemos que ser responsables porque nos jugamos muchísimo y queremos sacar nuestros negocios adelante", ha apuntado Aparicio.

 

En este sentido, los representantes de los empresarios han asegurado que los ERTE "han venido a paliar en parte la situación y más o menos se puede aguantar pero con la incertidumbre no sabemos qué puede llegar a pasar". Por ello, aseguran que "es bueno el acuerdo para la renovación de los ERTE pero es necesario que vaya más allá del 31 de enero".

 

Igualmente, han destacado que "no es el momento" para subir impuestos, ya que supondrían "la puntilla definitiva a la hostelería y a otros sectores; no estamos en situación de hacer frente a los impuestos y los gastos corrientes". En este sentido, han pedido una "inyección de liquidez para que las empresas puedan sobrevivir con préstamos que lleguen con una carencia de tres años y una amortización en 10 años". 

 

Diálogo Social

 

Por otra parte, Santiago Aparicio ha sido tajante sobre la situación del Diálogo Social en Castilla y León: "no se ha roto ni está en vías de romperse". En este sentido, asegura que "el modelo de modelo social es muy difícil de cambiar porque está recogido en los estatutos de la Comunidad, es un modelo que la OIT calificó como el mejor del mundo y en estos años hemos alcanzado más de cien acuerdos que han beneficiado a la ciudadanía; es increíble que se trate de cambiar algo que funciona, no entendemos la polémica y más en estos momentos".

 

Asimismo, sobre el diálogo social en Salamanca, Juan Manuel Gómez ha asegurado que están "esperando a que la Diputación lo ponga en marcha". "Es la única Diputación de Castilla y León que no lo tiene preparado y solo nos dan excusas. Nosotros firmamos el 95% de los convenios en Salamanca, así que está muy claro quién tiene la representación en Salamanca. Estamos esperando a que Javier Iglesias nos llame", ha concluido.

Noticias relacionadas