Los empleados de la Junta en Salamanca se concentran al grito de "¡35 horas ya!"
Cyl dots mini

Los empleados de la Junta en Salamanca se concentran al grito de "¡35 horas ya!"

Protesta de los empleados de la Junta en Salamanca por las 35 horas. Foto: A. Santana

Los sindicatos denuncian "el robo manifiesto" que supone no cumplir la rebaja de la jornada laboral y que se use como "rehenes" a los ciudadanos culpando a los empleados públicos.

Los trabajadores de la Junta de Castilla y León en Salamanca han iniciado este jueves el programa de movilizaciones por las 35 horas con una protesta en la sede central de la administración autonómica. Numerosos trabajadores y representantes sindicales se han sumado a una concentración a las puertas del edificio de Príncipe de Vergara para exigir la vuelta a la jornada laboral de 35 horas, que se amplió a 37,5 horas en 2012 por culpa de la crisis, y que es uno de los derechos que no se han recuperado todavía.

 

Al gripo de "¡35 horas ya!" los empleados se han concentrado a partir de las 11.30 horas a petición de los sindicatos convocantes, CCOO, UGT y Csif, aunque había representanción de AMPE, Satse y CESM. Entre todos, tiene la representación de la gran mayoría de empleados de todos los sectores. Esta es la primera concentración de las que se han programado en las movilizaciones, que acabarán el día 6 de noviembre con una huelga general, si es que antes no hay acuerdo. 

 

"Es un robo manifiesto en el que se nos vuelve a engañar por enésima vez no a los sindicatos, a los trabajadores", "son unos mentirosos", "los acuerdos están para cumplirlos", "obscenidad de la administración económica al incumplir el acuerdo", "el problema de dinero o de falta de atención no existía cuando se firmó el acuerdo", "dinero hay porque se ha subido de 66 a 92 el número de altos cargos a nivel de director general", "el número de altos cargos ha subido un 12% con sueldos de 80.000 euros al año", "se está recolocando en Castilla y León a todos los desposeídos de sus cargos"... son algunas de las manifestaciones de los sindicatos.

 

Los representantes sindicales han mostrado un enorme enfado con la situación. Lo primero, por el incumplimiento de lo acordado y firmado con el PP antes de las elecciones. Y, después, por las excusas del equipo de Gobierno de la Junta, que primero dijo que no podía pagar porque el Estado le debía 440 millones de transferencias y que, tras confirmar el gobierno central que pagará, se ha escudado en el riesgo de la prestación de los servicios como sanidad o educación. Los sindicatos lamentan que ahora se intente usar como "rehenes" a los ciudadanos culpando a los empleados públicos de los problemas que puedan sufrir cuando no estudiaron el acuerdo. 

 

Además, los sindicatos entienden que la medida de recuperar la jornada de 35 horas, que obligaría a reforzar plantillas, lo que redundaría en unas 2.000 contrataciones más en Salamanca.