Los embalses del Duero sigue perdiendo agua a la espera de que lleguen las lluvias

Aspecto del embalse del Esla, a la altura del puente de la Estrella, en el mes de mayo. Foto: F. Oliva

El agua embalsada en la cuenca del Duero baja de los 4.000 hectómetros cúbicos, 3.000 menos que hace un año. 

Los embalses del Duero siguen vaciándose y tras haber perdido 250 hectómetros cúbicos en el mes de abril, han empezado mayo con menos reservas todavía. Según los datos del ministerio, los embalses de la cuenca del Duero acumulan 3.957 hm³ de agua y están al 52,7% de su capacidad. Son 42 hm³ menos que hace sólo una semana, cuando tenían 4.000 hm³ y estaban al 53,3%. 

 

En las últimas semanas, el agua embalsada en los embalses del Duero no ha dejado de bajar de nivel, hasta el punto de que muchos están muy por debajo de la habitual. En el conjunto de la cuenca, por estas fechas el año pasado tenían 7.099 hm³ de los 7.507 de su capacidad total. La media de los diez últimos años supera los 6.300 hm³. Las lluvias que se esperan para esta semana pueden paliar algo la situación, que todavía no es grave ni augura restricciones, aunque sí ha afectado a las cosechas: buena parte de la superficie agrícola ya es irrecuperable por la sequía.

 

La reserva hidráulica española está al 57,7% de su capacidad total. Los embalses almacenan actualmente 32.301 hectómetros cúbicos (hm³) de agua, disminuyendo en la última semana en 220 hectómetros cúbicos (el 0,4% de la capacidad total de los embalses).

 

Por ámbitos, la reserva se encuentra al 91,8 por ciento en Cantábrico Oriental; al 80,9 por ciento en Cantábrico Occidental; al 66,6 por ciento al Miño-Sil; al 74,1 por ciento en Galicia Costa; al 85,7 por ciento las cuencas internas del País Vasco al 85,7 por ciento; al 52,7 por ciento, el Duero; al 52,9 por ciento, el Tajo. Además, Guadiana está al 60,5 por ciento; Tinto, Odiel y Piedras al 90 por ciento; Guadalete-Barbate, al 56,3 por ciento; Guadalquivir, al 53,4 por ciento; Cuenca Mediterránea Andaluza, al 49,3 por ciento; Segura, al 32,8 por ciento; Júcar al 39,8 por ciento; Ebro, al 73,5 por ciento y las cuencas internas de Cataluña, al 88,3 por ciento.

 

Por otro lado, las lluvias acumuladas desde que comenzó el año hidrológico el pasado 1 de octubre hasta el 2 de mayo se sitúan en un 13 por ciento por debajo del nivel normal que correspondería a este periodo, que son 470 litros por metro cuadrado, ya que ha llovido en el conjunto de España un total de 409 litros por metro cuadrado, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), que señala que este déficit superior, hasta del 50 por ciento en el noroeste.

Noticias relacionadas