Los embalses del Duero pierden 100 hectómetros cúbicos en una semana y están al 45%

Aspecto del embalse del Esla, a la altura del puente de la Estrella, en el mes de mayo. Foto: F. Oliva

Las reservas no dejan de reducirse desde el mes de marzo, cuando estaban por encima de los 4.200 hectómetros cúbicos.

Los embalses del Duero han vuelto a perder reservas de agua y en la última semana el agua embalsada se ha reducido en un centenar de hectómetros cúbicos. Ahora el nivel conjunto de reservas se encuentra en el 45%, muy lejos de lo habitual en esta época del año, con embalses en los que la situación es casi alarmante. Por este motivo, la cuenca está afectada por limitaciones al uso para el riego, aunque todavía no hay restricciones al consumo humano.

 

Según el ministerio, la reserva hidráulica española está al 52,5% de su capacidad total. Los embalses almacenan actualmente 29.407 hectómetros cúbicos (hm³) de agua, disminuyendo en la última semana en 521 hectómetros cúbicos (el 0,9% de la capacidad total de los embalses). En el caso de la cuenca del Duero, es una de las tres peores en reserva de agua.

 

En la última semana, ha pasado de 3.534 hm³ de reservas a 3.435, menos de la mitad de su capacidad y muy lejos de los casi 7.000h m³ de hace un año. Su porcentaje de agua embalsada es del 45,8% de la capacidad total. Sigue siendo una de las tres cuencas en peor situación, sólo mejor que Segura (al 25,6%)  y Júcar (al 35,2%); el Tajo también ha bajado mucho y está al 47,8%.

 

Durante abril perdió 250 hectómetros cúbicos y tenía 4.000, así que entre mayo y junio ha perdido otros 500. Desde que en marzo alcanzó su tope (4.242 hectómetros cúbicos) no ha dejado de caer.