Los electrodomésticos y aparatos que más gastan: cómo ahorrar y con cuáles no podemos hacerlo
Tribuna mini Saltar publicidad
Tribuna800x800 file
Cyl dots mini

Los electrodomésticos y aparatos que más gastan: cómo ahorrar y con cuáles no podemos hacerlo

Aparato de aire acondicionado. Foto: IDAE

Estos son los aparatos que más energía consumen en el hogar y recomendaciones para reducir el consumo: del frigorífico al aire acondicionado.

La llegada de las nuevas tarifas de la luz, con varias franjas horarias con diferentes costes, ha generado una gran controversia. La recomendación de poner la lavadora o planchar en los horarios más baratos de la energía, de madrugada, ha provocado un debate, pero dejando de lado esta cuestión, a nadie se le escapa la importancia de ahorrar en el consumo energético del hogar. Y la realidad es que es posible.

 

Hay electrodomésticos en los que no podemos ahorrar a pesar de lo que gastan, como el frigorífico, pero en otros casos un buen uso, leer las instrucciones o comprar modelos adecuados nos puede ahorrar mucha energía y muchos euros a final de año. Estos son los aparatos que más gastan en el hogar y recomendaciones para reducir el consumo.

 

Frigorífico

Se trata del que probablamente es el electrodoméstico que más consume en el hogar, ya que su uso es constante: según el IDAE supone el 30% de nuestro consumo energético anual en el hogar. No es fácil ahorrar con su uso: mantenerlo limpio, no meter alimentos calientes, elegir bien su tamaño y potencia (no compres lo que no te hace falta)... Su ubicación es muy importante, debe de permitir la circulación de aire por la parte trasera del frigorífico y estar alejado de focos de calor o de la luz solar directa.

 

Microondas

Utilizar un horno microondas en lugar de otro convencional supone un ahorro de un 60% de energía, aparte del tiempo que se gana: son más rápidos. La pega, que la mayoría de los hogares tiene uno sin etiqueta energética.

 

Horno

No supone un alto consumo porque se usa poco, pero cuando lo encendemos supone un gran gasto de energía. No es necesario precalentar el horno para cocciones superiores a una hora. Los hornos con circulación forzada reducen su tiempo de cocción, al menos en un 15%.

 

Lavavajillas

Uno de los electrodomésticos más eficientes: en muchas ocasiones es más económico (en agua y energía) que el lavado tradicional a mano. La clave es ponerlo a carga completa. Su mayor gasto de energía es calentar el agua.

 

Secador, freidora, tostadora, plancha

Por lo general los pequeños electrodomésticos que realizan acciones mecánicas como batir o trocear, tienen potencias bajas. Sin embargo, los que producen calor (plancha, tostadora) tienen potencias mayores y dan lugar a consumos importantes. En el caso de la plancha, tan citado con el cambio de tarifas, su alto consumo energético se compensa con el hecho de que se usa muy poco. Un dato curioso: un afeitado con maquinilla eléctrica puede ser más eficiente por energía y gasto de agua que uno con hojilla.

 

Lavadora

Es el tercer electrodoméstico que más energía consume. Por lo general, en un hogar se ponen entre 3 y 5 lavadoras a la semana. Entre el 80% y el 85% del consumo energético que produce, proviene del calentamiento de agua durante el lavado. Para evitarlo, usa siempre que puedas el programa ECO.

 

Secadora

La secadora es uno de los electrodomésticos que más energía consume, por eso, es recomendable usarlo sólo en situaciones puntuales. Es recomendable centrifugar bien la ropa antes de meterla en la secadora.

 

Televisor

Después del frigorífico, es el equipo de mayor consumo del hogar a nivel global. Según sea la pantalla, la que menos energía consume es la de LED, después la de LCD (cristal líquido) y por último, la de plasma. En realidad, la tecnología de monitor de TV que más consume es la de tubo de rayos catódicos, todavía más abundante, pero con tendencia a desaparecer.

 

Para ahorrar electricidad, no dejes el televisor en modo espera (stand by). Conecta todos los equipos (televisores, dvd, tdt…) asociados a una base de conexión múltiple. Te será más sencillo apagarlo y podrás conseguir ahorros superiores a 40 euros anuales.

 

Iluminación

La luz supone una quinta parte de nuestro consumo eléctrico total. Es recomendable analizar nuestras necesidades o instalar sistemas que apaguen luces automáticamente, pero hay un truco que siempre funciona: no dejarse dada la luz en habitaciones que no estemos usando.

 

El consumo depende del tipo de lámpara. Las incandescentes, ya prohibidas, son las que menos duran y más consumen; las halógenas tienen mayor duración y calidad de luz; los tubos fluorescentes consumen un 80% menos de electricidad que las incandescentes para la misma emisión luminosa y tienen una duración entre 8 y 10 veces superior.

 

Las lámparas de bajo consumo son más caras que las bombillas convencionales pero se amortizan mucho antes de que termine su vida útil (entre 8.000 y 10.000 horas). Duran 8 veces más que las bombillas convencionales y proporcionan la misma luz, consumiendo un 20%-25% de la electricidad que necesitan las incandescentes. Su uso es muy recomendable y son más convenientes incluso que las de LED para el hogar.

 

Dispositivos informáticos

Cada vez tenemos más ordenadores de mesa, pantallas, ordenador portátil, impresora, escáner... en los hogares y tienen un alto consumo. Los ordenadores portátiles consumen mucho menos que los de mesa. Si no estamos usándolo, es mejor tenerlo apagado o en modo espera. Lo que más consume de un ordenador es la pantalla: mejor si es plana y apagarla cuando no se usa.

 

Aire acondicionado

Cada vez más frecuente en hogares, como instalación fija (pocas) o como accesorio.Es importante instalar el tipo que nos aconseje un profesional. Para ahorrar en su uso, poner la temperatura en 26 grados. Al encenderlo, no ajustar el termostato a una temperatura más baja de lo normal: no enfriará la casa más rápido y se provoca un consumo excesivo e innecesario. Un ventilador de techo a veces es suficiente. Se puede conseguir hasta un 60% de ahorro de energía instalando toldos en las ventanas donde da el sol, evitando la entrada de aire frio y aislando adecuadamente los techos y muros.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: