Los efectos del temporal mantienen en alerta a los bomberos durante la tarde del sábado

Bomberos actuando en la Purísima (Foto: T. Navarro)

En la Iglesia de La Purísima, el viento ha desplazado una placa metálica que protege la fachada.

Los bomberos de la capital salmantina han acudido durante la tarde de este sábado 4 de febrero a más de media docena de calles como consecuencia de la caída de objetos por el temporal de viento que ha llegado también a la ciudad. Entre ellos árboles, ramas, cornisas, arenilla de edificios, chapass, antenas, etcétera.

 

En la calle Rufino Aguirre, los bomberos desplazaron un vehículo para retirar un árbol. También acudieron a la Plaza del Mercado por la amenaza de la caída de arenilla de un muro de piedra. Las intervenciones se han producido además en el Paseo de Canalejas donde había un cristal suelto de una marquesina.

 

 

Los efectos del temporal también se han notado en los municipios. De hecho, los bomberos de la Diputación han sido activados para intervenir en la retirada de tejas y uralitas desprendidas y asegurar cornisas y fachadas.