Los efectos de un mes de estado de alarma en Salamanca: una provincia sacudida por el coronavirus
Cyl dots mini

Los efectos de un mes de estado de alarma en Salamanca: una provincia sacudida por el coronavirus

El paseo del Rollo de Salamanca, casi desierto. Fotos: F. Oliva

Del tráfico al empleo, de las empresas a los trabajadores, del comercio a la hostelería... Así ha golpeado la crisis del COVID-19 a Salamanca.

Este día 15 de abril hace un mes desde que se decretó el estado de alarma en España. Cuando la noche antes el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunciaba la medida nadie podía imaginar el efecto que iba a tener en todos los aspectos de la vida de los salmantinos, pero en poco tiempo se han ido haciendo patentes. El coronavirus ha sacudido Salamanca por completo y en todos sus órdenes sociales, desde el empleo a la economía, la universidad, el tráfico y, por supuesto, la salud de los salmantinos, que se ha visto seriamente quebrantada.

 

Sanidad

La curva parece haber empezado a aplanarse, pero algo más de un mes después del primer fallecido la provincia totaliza 261 muertos y 2.269 positivos que se estén tratando en los hospitales; los casos registrados en Atención Primaria rondan los 8.000; al menos hay muchas altas, 652 en total, y son más que los ingresos.

 

Residencias

Uno de los sectores que ha recibido un golpe más duro, en forma de muertes: han fallecido 292 personas en residencias de mayores entre positivos confirmados y sospechosos y 1.162 de los 6.500 residentes están en aislamiento.

 

Empleo

El mercado laboral ha sido golpeado con dureza y las cifras así lo demuestran: ahí están los 900 parados más que dejó marzo, casi 13.000 afectados por ERTEs y miles de autónomos que se han acogido al subsidio extraordinario. Casi 3.000 empresas han pedido un expediente de regulación de empleo temporal. Muchos afectados están a la espera de poder cobrar prestaciones. El paro ha aumentado y, sumando los afectos por ERTEs, podría dispararse.

 

Sectores esenciales

Supermercados, kioskos, estancos, farmacias, comercio de alimentación, tintorerías... han permanecido abiertos, con gran riesgo para su salud. La totalidad han tomado medidas de protección para seguir trabajando en momentos muy difíciles.

 

Hostelería

Con la declaración del estado de alarma, numerosas actividades han quedado paralizadas al no considerarse esenciales. Las más golpeadas son la hostelería y el turismo. Salamanca tiene casi 2.200 bares y restaurantes, 600 de ellos solo en la capital, y la inmensa mayoría han tenido que cerrar; solo algunos han podido permanecer abiertos para hacer comida a domicilio.

 

Turismo

Otro sector duramente golpeado. Están cerrados prácticamente todos los hoteles y la afluencia de visitantes es nula por el efecto del decreto de estado de alarma. La ciudad ha empezado a promocionarse para cuando regrese la normalidad.

 

Construcción

Uno de los sectores menos afectados. Estuvo al 90% antes de la declaración de medidas reforzadas que mandó a miles de trabajadores de 'vacaciones' en Semana Santa. Ahora han regresado, junto con la industria. Eso sí, solo para las obras nuevas y exremando medidas de seguridad.

 

Comercio

Según la patronal Asecov, el 100% de los comercios notará el golpe del coronavirus en su actividad y el 80% han tenido que cerrar al no entrar en la lista de los sectores considerados esenciales. El regreso será muy difícil para la mayoría del sector. Sí ha mantenido su actividad el mercado mayorista.

 

Empresas

Según una encuesta de CONFAES, el 50% de las 23.000 empresas que operan en la provincia ha perdido más de un 75% del negocio y tres de cada cuatro lo ha visto reducido a la mitad o más. Cerca de 3.000 han presentado ERTEs.

 

Educación

El día 14 de marzo la Junta decidía suspender las actividades educativas y mandaba a casa a cerca de 47.000 alumnos salmantinos de todos los niveles por un período indefinido, porque no se sabe cuando se podrá regresar. Esto ha obligado a habilitar plataformas online para seguir con la docencia.

 

Oposiciones

Las oposiciones en Educación están en el aire, son 1.400 plazas que quedan en suspenso y para las que estaban previstas las pruebas el 30 de junio. La consejería no renuncia a celebrar estas multitudinarias oposiciones, necesarias para dotar al sistema de profesores, pero en las que participan miles de aspirantes repartidos por sedes de toda Castilla y León. Su presencia suele llenar hoteles de la ciudad.

 

Universidad

La Usal fue la primera institución que decidió suspender las actividades presenciales. Ha ampliado su calendario hasta el 31 de julio y se prepara para hacer docencia y exámenes telemáticos. Es más que probable que termine el curso así. Están afectados los 25.538 alumnos matriculados en la Universidad de Salamanca y los 4.260 de la UPSA.

 

Transporte y movilidad

El tráfico ha disminuido de manera importante, hasta niveles mínimos de circulación en las principales calles de la capital, aunque también ha tenido algunos repuntes incomprensibles. El bus urbano se ha mantenido, pero con los servicios meramente esenciales. El transporte interurbano está también reducido al mínimo y controles evitan desplazamientos por carretera. La conexión ferroviaria se ha reducido a unos pocos trenes, pero con aforo limitado. Sí se ha mantenido el transporte de mercancías por carretera.

 

Sociedad

El catálogo de eventos ya suspendidos es largo. El día 13 de marzo las cofradías decían suspender la Semana Santa de Salamanca, pero también han caído el deporte, con la paralización de ligas y competiciones para los principales equipos y deportistas; la cultura (se aplaza la Feria del Libro); y lo próximo va a ser el Lunes de Aguas, imposible de celebrar. También puede afectar a las fechas tradicionales de las comuniones y las romerías de mayo y junio.