Los diez días en los que Salamanca se declaró "libre del yugo de Madrid"
Cyl dots mini

Los diez días en los que Salamanca se declaró "libre del yugo de Madrid"

Medallón alegórico de la Primera República. (Foto: A. Santana)

En julio de 1873, hace 148 años, Salamanca se autoproclamó cantón federal dentro de la Primera República. Fue un "bello y pintoresco" intento de "emancipación regional" que llevó las barricadas a las calles y que terminó pacíficamente.

La historia de Salamanca tiene tantos capítulos desconocidos que parece mentira que algo así sucediera en esta ciudad. El mejor ejemplo: la proclamación del cantón de Salamanca en julio de 1873, hace ya 148 años, dentro de la I República Española. Durante diez días no hubo en Salamanca ni rastro del Gobierno central. España atravesaba una época muy convulsa, sin saber cómo organizar la República, y Salamanca, Cartagena, Sevilla o Valencia, entre otras ciudades, echaron un poco más de leña al fuego autoproclamándose cantones. La España del siglo XIX tenía estas cosas.

 

La madrugada del día 24 de julio, una comisión de notables formada por miembros del Comité Republicano Federal y oficiales del Batallón de Voluntarios de la República decidió que Salamanca tenía que convertirse en un cantón de la I República. Los simpatizantes con la causa tomaron el Ayuntamiento y las calles de la ciudad, constituyeron un Gobierno provisional del cantón (el gobernador civil fue destituido de su cargo) y colocaron barricadas en puntos clave de la ciudad. Los 170 guardias civiles de Salamanca abandonaron la ciudad rumbo a Zamora y los grupos de voluntarios asumieron sus labores de vigilancia.

 

Aunque lo pudiese parecer, no fue un proceso independentista ni nada parecido, porque la intención de los cantonalistas era impulsar la organización federal del Estado 'de abajo arriba'. Tal y como expuso el propio Gobierno cantonal en un manifiesto público recogido por el periódico El Federal Salmantino "existiendo el sistema federal en la esfera del derecho, réstanos solamente darle organización para que se traduzca en hechos prácticos". Y añade que Salamanca "imitando a otras provincias de gran importancia" se declara como cantón "no para quitar fuerza a la Asamblea sino para dársela". El cantón de Salamanca "pondrá a disposición de la Asamblea Constituyente y del Gobierno de la Nación todo lo que en la balanza de la justicia le corresponda". Y para que no quedase duda, reiteraron que "la República es la moralidad y el orden. La libertad verdadera es la esclavitud a la ley". En todo caso podría hablarse de un germen de 'autonomismo'

 

Gorros frigios y barricadas

 

Durante las primeras horas de la 'cantonada', Salamanca se mantuvo tranquila, con "arraigada" confianza y sin tener que lamentar "el más insignificante abuso", según recoge la crónica de El Federal Salmantino. Hubo momentos de "ansiedad" por los rumores de la inminente llegada de tropas para acabar con el cantón, pero el único que llegó fue "el señor Paz, Gobernador de Ávila" para mediar entre la República y la Junta cantonal de Salamanca. Ésta respondió que mantenía "su propósito de defenderse a todo trance". Así que entre unas cosa y otras, Salamanca comenzó a autogestionarse: se nombraron nuevos alcaldes en la provincia (Béjar fue por libre y se constituyó como cantón al margen), que recibieron órdenes de respetar "toda clase de propiedad particular" y de velar de que "nadie" atacase a "las personas honradas sea cualquiera su opinión política". Está por ver si alguien cumplió aquellas órdenes, pero eso es harina de otro costal.

 

El escritor, jurista, diputado y rector de la Universidad Luis Maldonado vivió aquella experiencia en primera persona. Tenía 13 años cuando sucedio todo. En uno de sus escritos narra que no recuerda "una paz octaviana como la de aquella temporada en que la ciudad, rotas las trabas nacionales, se regía a sí misma, libre, feliz e independiente". Alaba el "ambiente heroico" de aquellas gentes "sin duda ilusas" que sentían "el orgullo de la Ciudad-Estado a la griega" y "libre del yugo de Madrid", hasta el punto de prepararse para luchar contra las tropas del Gobierno central si éstas trataban de asaltar la ciudad y no respetaban su autonomía. Los voluntarios instalaron barricadas en la calle Zamora por la que "numerosos carros y obreros subían de la Plaza cargados de maderas y herramientas y seguidos de milicianos, con el gorro frigio encasquetado y armados". Sin embargo, muchos otros vecinos, visto el cariz de los acontecimientos, huyeron ante el recuerdo de la 'La Gloriosa' revolución de 1868.

 

 

Fueron jornadas de canciones patrióticas y vivas a la Constitución y a Riego, pero era evidente que tarde o temprano tendría que acabar todo. Conforme pasaron los días aumentaron los rumores de la llegada de soldados desde Valladolid. Cuando el asalto parecía inevitable "los labradores de la Puerta de Zamora, acogiéndose a la ciudad, trajeron noticias ciertas de la llegada de tropa de carabineros y... Y al fin sentimos ensancharse el ánimo con la noticia de que se había parlamentado con los del Gobierno y no se haría resistencia, y todo volvería a su ser y estado, y no habría castigo para nadie, quedando todo a la resolución del Jurado".

 

Fue el 4 de agosto de 1873. "Y así acabó el cantón salmantino, aquel intento de emancipación regional, tan incruento y tan económico, en todos sentidos, que no costó ni una gota de sangre, y cuyos gastos, que sufragó el Ayuntamiento, no ascendieron en tantos días, más que a la misérrima suma de cincuenta mil reales, justificados con tal detalle y exquisita escrupulosidad, que no faltaba recibo (yo vi las cuentas) ni aun de partidas centesimales", explica Maldonado.

 

Fue, en palabras del escritor y rectore, un episodio "bello y pintoresco" que acabó sin males mayores y que pasó a formar parte de la intrahistoria de la ciudad.

Comentarios

Aprender de la Historia 26/07/2021 15:37 #5
Se deberia quitar el medallon de la 2a "Republica" al tratarse de una dictadura genocida que provoco una guerra. Las personalidades de la epoca como Clara Campoamor fueron vilipendiadas por la izquierda. RECORDAR que la izquierda era prosovietica. La gente de bien de la epoca estaba horrorizada por el espanto sovietico y el golpe militar "nacionalcatolicista", que no fue NUNCA de derechas. Vease la politica de Franco con las nacionalizaciones. Lo mejor fue 40 años despues la Transicion que fue ejemplar y donde se PERDONO todos los desmanes de UNOS Y OTROS, incluidos los de los HOMBRES DE PAZ. Ahora los que perdieron la guerra ( querian imponer una Dictadura Marxista Leninista) quieren ganar la guerra. BRAVO PEDRO SANCHEZ y PABLO IGLESIAS. La gente se termina quitando el pañuelo y su reaccion no sera buena para vosotros ni sus partidos.
Para el fascista de Saki 26/07/2021 13:06 #4
La masacre la realizó el fascismo a las órdenes de tu admirado Franco frente a un régimen legítimo y democrático. La II República.
Todos?? 26/07/2021 12:13 #3
Franco también forma parte de la historia da Salamanca y no veo su medallón. En cuanto a algunos otros personajes que sí lo tienen , algunos también fueron poco ejemplares, todo sea dicho.
Jose M. 25/07/2021 13:41 #2
Aquí no sobra nada, es parte de la historia y punto, lo mismo que los demás medallones edificios o lo que sea estés de acuerdo o no.
VICTOR SAKI 25/07/2021 12:36 #1
Ese medallon y el de la segunda republiqueta, sobran, no merecen estra representadas en la Plaza Mayor de Salamanca, porque supusieron un insulto a la inteligencia por parte de la primera y un simbolo a la masacre de ciudadanos españoles la segunda

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: