Los devotos de la Virgen de la Peña de Francia coronan el santuario después de tres días de peregrinaje

Los romeros acompañan a la Virgen de la Peña de Francia desde Ciudad Rodrigo a la basilica

A las doce del mediodía de hoy se ha celebrado, como es tradición, la misa en el Santuario de la Virgen de la Peña de Francia, el lugar de culto situado a 1.720 metros de altura, perteneciente a la orden de los Dominicos

Una romería donde los cofrades, que salieron el pasado viernes desde Ciudad Rodrigo recorren cincuenta kilómetros a pie, en calesa o a caballo para acompañar a la virgen, que viaja en un carro tirado por dos mulas.

 

Este domingo se alcanzaba la última etapa de la romería, los once kilómetros de ascensión a la Peña de Francia, en los que no son pocos los devotos que se van uniendo a los romeros en su peregrinación. 

 

 

La talla de tez morena de la Virgen de la Peña de Francia fue descubierta por el francés Simón Vela en el año 1434, en las inmediaciones del actual santuario, que fue levantado años más tarde para rendir culto a la virgen.

 

 

La gran devoción por la Virgen de la Peña de Francia se debe a las Misiones Populares, que llevaban en procesión a la imagen por los pueblos del oeste de Salamanca y del Norte de Cáceres.