Los detenidos por la muerte del taxista declararán hoy

Cinco. A los arrestados iniciales se sumaron el jueves los nuevos implicados, localizados en la localidad zamorana de El Cubo del Vino
m. s.

Hoy declararán ante el juez los cinco presuntos implicados en la muerte de Ángel Sánchez, el taxista que murió de un tiro en la cabeza el pasado mes de abril. Los imputados en el caso se encuentran en los calabozos ubicados en la calle Jardines de la capital a la espera de que al final de la mañana se presenten ante el juez de guardia para declarar y escuchar posteriormente los dictámenes legales correpondientes.

De las identidades de los detenidos solamente ha trascendido, debido al secreto de sumario decretado para las actuaciones, que varios de ellos tienen familiares en Salamanca conocidos por dedicarse al tráfico de sustancias estupefacientes, según confirmaron fuentes cercanas al caso.

Uno de los arrestados es el joven que en el momento de los hechos se encontraba en el taxi, en concreto en el asiento del copiloto y para el que iba dirigido el disparo que finalmente, acabó con la vida del taxista, a pesar de que debido al mutismo con el que se está tratando el caso, aún no ha trascendido el motivo específico de su detención, ya que según fuentes cercanas a la investigación, se trata de un varón con diversos delitos de tráfico de drogas.

Del mismo modo, dos de los detenidos son el joven de 21 años, M. G. B., acusado de ser el presunto autor del disparo que terminó con la vida de Ángel Sánchez, y su madre, C. B. A., de 47 años, acusada de encubrimiento, que fueron arrestados por la Policía Nacional el pasado miércoles, cuando se encontraban en un puesto ambulante instalado en la localidad pontevedresa de Lalín.

En la intervención de ambos sospechosos participaron catorce agentes, ocho procedentes de la Policía Judicial de Salamanca y seis más de la Guardia Civil de Lalín. Durante el propio arresto, dos agentes resultaron heridos leves en el forcejeo con el detenido, que además de que presentó una gran resistencia, iba armado. Al cierre de esta edición, todos ellos se encontraban en los calabozos a la espera de que hoy, declaren ante el juez de guardia.