Los contratos temporales convertidos en indefinidos crecen un 15,7% en Salamanca

Oficina de empleo, paro

Revela que en Castilla y León se han convertido en indefinidos 31.926 contratos temporales durante la primera mitad del año, un 21% más que en el mismo semestre de 2016.

La conversión de contratos temporales en indefinidos ha aumentado en Salamanca en un 15,7% durante el primer semestre del año, en el que más de 3.613 personas han pasado a tener empleo fijo, según un informe de la empresa de recursos humanos Randstad.

 

En el caso del resto de provincias castellanoleonesas, Zamora (23,2%), Valladolid (22,3%), Palencia (20,4%) y Segovia (18,8%) son las que más crecen respecto a 2016, seguidas de la capital charra, Ávila y Burgos (13,1%).

 

Esta empresa líder en Recursos Humanos en España, ha analizado cuál ha sido la evolución de los contratos convertidos a indefinidos durante los últimos diez años. Para ello, ha tenido en cuenta los datos del primer semestre de 2007 a 2016 publicados por el Servicio Empleo Público Estatal (SEPE), que registra este tipo de contratación según diversas variables.

 

Revela que los contratos temporales indefinidos en Castilla y León han aumentado un 21%, hasta alcanzar las 31.926 conversiones, lo que supone la cifra más eleva de los últimos nueve años, cerca ya de los niveles previos a la crisis económica.

 

Cuando se analiza la serie histórica, se observa que desde el año 2007, momento en el que se superaron las 42.200 conversiones, el número de este tipo de contratos descendió hasta registrar la cifra más baja en 2014 (17.334). Desde entonces, las conversiones han aumentado durante tres años seguidos, registrando el menor incremento de la década en 2017 (21%).

 

A nivel nacional, Randstad destaca que en 2017 se han registrado un total de 686.445 conversiones, lo que supone un crecimiento del 17,9% respecto el año anterior. Tras cinco años consecutivos de crecimiento, esta cifra se sitúa como la más elevada de los últimos ocho años.

 

Estos contratos temporales convertidos en indefinidos representan el 40,1% del total de contratos indefinidos del año, es decir, casi de la mitad de los contratos indefinidos de 2017 proceden de contratos temporales. “El aumento de contratos temporales convertidos en indefinidos y el acercamiento a las tasas de conversión previas a la crisis confirman la tendencia positiva del mercado laboral y la recuperación económica. De igual modo, se muestra que la contratación temporal funciona como puente a un puesto de trabajo estable. De hecho, para aquellos perfiles con menor cualificación, la contratación temporal les ayuda a aumentar su empleabilidad a través de la experiencia”, señala Luis Pérez, director de Relaciones Institucionales de Randstad.