Los consumidores espaĂąoles valoran la carne de ovino britĂĄnico al mismo nivel que el ovino espaĂąol

AsĂ­ se desprende de un estudio en tres ciudades espaĂąolas por la OrganizaciĂłn del Sector del Ovino y Vacuno en Inglaterra (EBLEX) y coordinado por el Instituto de InvestigaciĂłn de la Generalitat de Catalunya

La carne de ovino del Reino Unido es aceptada sensorialmente al mismo nivel que el ovino espaĂąol por parte de los consumidores espaĂąoles, segĂşn un estudio llevado a cabo por la OrganizaciĂłn del Sector del Ovino y Vacuno en Inglaterra (EBLEX) y coordinado por IRTA, Instituto de InvestigaciĂłn de la Generalitat de Catalunya, adscrito al Departamento de Agricultura, GanaderĂ­a, Pesca, AlimentaciĂłn y Medio Natural, que ha evaluado los resultados.

Este estudio se ha llevado a cabo en la Universidad de Zaragoza, el Centro Universitario Santa Ana de Almendralejo (Badajoz) y el Instituto IRTA en Monells (Girona), con un total de 476 consumidores, elegidos aleatoriamente con cuotas de sexo y edad que simulaban la distribuciĂłn espaĂąola y que han evaluado factores como la aceptabilidad de la terneza, la jugosidad, el flavor y la aceptabilidad general de cada muestra.

Se realizaron 56 sesiones de degustaciĂłn de diferentes muestras de carne inglesa y espaĂąola procedente de 17 productores britĂĄnicos y 12 productores espaĂąoles, elegidos en mataderos de Extremadura (la comunidad con mayor cabaĂąa ovina), AragĂłn y CataluĂąa. Las muestras de carne fueron cuidadosamente tratadas y cocinadas antes de servirse a los consumidores.

Tras el anĂĄlisis estadĂ­stico realizado por SAS (SAS Institute Inc., Cary NC, USA), los resultados del estudio indican que un 33% de consumidores come carne de ovino una o mĂĄs veces por semana, mientras que el 61% consume ovino cada quince dĂ­as o mĂĄs y el 13% lo consume al menos una vez al mes. Respecto a la jugosidad, flavor y aceptabilidad global no se han encontrado diferencias significativas con el origen del ovino. De manera similar, las diferencias de peso y de sistema productivo entre los animales britĂĄnicos y espaĂąoles tampoco afectan a la aceptabilidad de la carne.

En general, los consumidores de Extremadura puntuaron mĂĄs alto que los de CataluĂąa y AragĂłn.
En ĂŠstas Ăşltimas regiones las puntuaciones de terneza del ovino britĂĄnico fueron mayores. Respecto a quĂŠ muestra prefirieron como primera opciĂłn, en Extremadura un 41% de los consumidores prefirieron el ovino britĂĄnico, mientras que en AragĂłn y CataluĂąa las preferencias se repartieron prĂĄcticamente al 50%, por lo que se corrobora la conclusiĂłn de que las diferencias en la aceptabilidad de los dos tipos de ovino por su origen no fueron importantes.

Los sistemas de producciĂłn britĂĄnicos son muy diferentes al sistema espaĂąol, ya que los animales se alimentan de pastos durante la mayor parte de su vida y se sacrifican a pesos ligeramente superiores a los espaĂąoles. Actualmente los corderos producidos en Inglaterra son generalmente de 5 meses de edad, ya que se aplican programas modernos de genĂŠtica cĂĄrnica, con grandes adelantos en lo que se refiere al Ă­ndice de crecimiento. Con este sistema, la carne no tiene la misma composiciĂłn de ĂĄcidos grasos, tiene un sabor mĂĄs suave y es mĂĄs tierna y jugosa que en corderos de crecimiento lento producidos en pastos de poca calidad como ocurrĂ­a en el pasado y ocurre en otras partes de Europa.