Los colegios, inmunes al Covid: ni un aula en cuarentena en Salamanca tras una semana entera sin cierres
Cyl dots mini

Los colegios, inmunes al Covid: ni un aula en cuarentena en Salamanca tras una semana entera sin cierres

Acceso a uno de los centros escolares de Salamanca que tiene un aula cerrada por Covid. Foto: A. Santana

Esta semana termina por primera vez desde que empezó el curso escolar sin cierre de aulas: el contador está 'a cero'.

El parte de aulas clausuradas por Covid ha hecho un punto y aparte en Salamanca esta semana. Por primera vez desde que empezó el curso, no se ha clausurado ninguna y el casillero de las que están en cuarentena por positivos de coronavirus está a cero absoluto. Un triunfo que confirma el acierto de las 'burbujas' escolares que, con los efectos de la segunda ola en los contagios y los ingresos hospitalarios, han permitido mantener a salvo los colegios.

 

El concepto de los grupos estables de convivencia se ha mostrado efectivo  para hacer frente al avance del Covid y, sobre el papel, la situación de los colegios salmantinos es muy diferente a la del municipio de Salamanca y la provincia en general. Desde septiembre Salamanca ha vivido una importante ola de contagios que solo parece frenarse ahora, tres meses después, pero a la que los colegios han sido inmunes. A día de hoy, no se ha clausurado ni solo centro y en los peores momentos el número de aulas cerradas al tiempo no ha llegado a los 30 con más de 2.300 aulas operativas en la provincia: muchas semanas el número de aulas cerradas no ha llegado al 1% del total.

 

Esta primera semana de diciembre ha marcado un antes y un después porque es la primera en la que no se producen cierres. Cada día la consejería de Educación anuncia las aulas clausuradas por positivos, que ya son más de mil en lo que va de curso en toda Castilla y León, pero esta semana no ha habido ninguna en Salamanca: es la primera vez que ocurre desde que empezó el curso 2020/2021. Como resultado, el contador de clases en cuarentena está a cero, y el de positivos en el ámbito educativo está congelado en 40 en todo el curso.

 

Esto significa no solo que las 'burbujas' funcionan, sino que alumnos, profesores y padres han entendido que era vital cumplir con las recomendaciones. Y de paso han espantado otros fantasmas como la asistencia: no hay absentismo y el primer día de clase solo faltaron el 0,7% de los alumnos en el global de Castilla y León.

 

Los consejos para no llevar a los niños al colegio en caso de duda sobre su estado de salud, el acceso diferenciado y escalonado, las medidas para evitar aglomeraciones, el protocolo para comunicar casos... Han sido efectivos, y esta precaución se ha trasladado a la actitud de las familias, más prudentes en el control de salud y en el traslado a los centros, donde la entrada y salida del centro escolar está menos concurrida, algo en lo que la colaboración de la Policía Local en la adaptación del tráfico y los accesos también ha ayudado.