Los colegios de Salamanca se van de vacaciones con los deberes hechos: solo dos aulas cerradas
Cyl dots mini

Los colegios de Salamanca se van de vacaciones con los deberes hechos: solo dos aulas cerradas

Acceso a uno de los centros escolares de Salamanca que tiene un aula cerrada por Covid. Foto: A. Santana

Salamanca se va de vacaciones con los deberes hechos: solo dos aulas cerradas de más de 2.300 y 41 positivos para más de 40.000 alumnos y profesores.

El primer tramo del curso escolar 2020/2021 en Salamanca se ha saldado con un rotundo éxito. Las 'burbujas' y el comportamiento ejemplar de profesores y alumnos ha reducido a prácticamente cero la incidencia de los contagios en las aulas, algo por lo que pocos apostaban a principios de septiembre cuando, en pleno avance de la segunda ola, se iniciaron las clases. Ahora, la educación salmantina se va de vacaciones con los deberes hechos.

 

Según los datos de Educación, al término de las clases en la educación obligatoria solo dos aulas permanecen en cuarentena por algún caso de Covid: son dos de las más de 2.300 que hay operativas, un porcentaje despreciable. A esta situación se llega tras varias semanas en las que no ha habido cierres diarios e incluso ha habido momentos en los que no había ni un solo aula clausurada en toda la provincia. Un éxito rotundo.

 

"Se ha hecho un trabajo extraordinari, extraordinario, y lo que han hecho nuestros docentes en esta comunidad en momentos muy difíciles... Se ha aprobado con nota y tenemos que agradecer el inmenso trabajo, esfuerzo y dedicación de todos nuestros docentes que no sólo han demostrado un año más que somos un sistema de educación de calidad, sino responsable y seguro y todo eso es mérito de quienes trabajan en los centros", ha dicho el vicepresidente Francisco Igea.

 

Lo mismo ha ocurrido con los contagios. En el ámbito escolar se han totalizado hasta este martes 37 entre los alumnos y 4 entre el personal, solo 41 en total para un colectivo de 47.000 alumnos y miles de profesores.

 

La clave ha sido el comportamiento de la comunidad educativa, ejemplar en alumnos y profesores, y la observancia bastante extendida de las normas entre las familias. Los consejos para no llevar a los niños al colegio en caso de duda sobre su estado de salud, el acceso diferenciado y escalonado, las medidas para evitar aglomeraciones, el protocolo para comunicar casos... Han sido efectivos, y esta precaución se ha trasladado de manera generalizada a la actitud de las familias, más prudentes en el control de salud y en el traslado a los centros, donde la entrada y salida del centro escolar está menos concurrida, algo en lo que la colaboración de la Policía Local en la adaptación del tráfico y los accesos también ha ayudado. En el debe, la doble fila escolar, que al menos este año ha estado más tutelada, y algunas aglomeraciones a las puertas de los centros escolares en entradas y salidas.