Los colegios de Rágama, Castellanos de Villiquera y San Muñoz resisten abiertos con cuatro alumnos
Cyl dots mini

Los colegios de Rágama, Castellanos de Villiquera y San Muñoz resisten abiertos con cuatro alumnos

Iglesia de Rágama

Salamanca no tiene colegios con tres alumnos este curso, pero sí algunos al borde del cierre y que han ido perdiendo matrículas.

Cada septiembre, los pequeños colegios del mundo rural de Salamanca, y de toda Castilla y León, tiemblan. Es el momento del examen por la supervivencia, el limite que tienen para acreditar que sus aulas contarán con, al menos, tres alumnos durante el curso, el pasaporte para seguir abiertos y que se 'buscan' durante todo el verano. Los tres alumnos es el mínimo marcado por la Junta de Castilla y León para mantener abierto un centro con una única unidad, aunque también se analizan los colegios con cuatro o cifras reducidas.

 

En el caso de Salamanca, en los últimos años han echado el cierre más de una veintena de pequeños colegios que no contaban ya con el mínimo exigido de tres alumnos. Algunos de esos cierres se han ido confirmando en las últimas semanas ya que el centro está 'latente' dos años hasta que se ratifica que no hay recuperación posible. La falta de población y de nacimientos, el hecho de que las familias de la localidad los matriculen en otros centros con más alumnos, el paso de nivel o a otras enseñanzas... ha ido vaciando la provincia de colegios abiertos. Y eso, a pesar de los excelentes resultados que estas unidades suelen tener.

 

Para el curso 2019/2020, y según los datos de la Junta, no hay ninguna unidad escolar con tres alumnos en Salamanca, algo habitual cada septiembre. Sí los hay que sobreviven con cuatro al borde del cierre. Se trata de Rágama, Castellanos de Villiquera y San Muñoz, colegios que pertenecen a otros centros rurales agrupados y que seguirán abiertos, al menos, según los datos ofrecidos por la Consejería de Educación. Son tres de los 34 en esta situación, aulas con cuatro alumnos, repartidos por toda Castilla y León. De los de tres alumnos hay solo ocho este año en toda la comunidad.

 

Entre los tres casos salmantinos, destaca el caso de Rágama, que lleva algunos años en 'cuidados intensivos', bordeando los cinco alumnos y bajando. Por ahora, resiste: a pricipios de este año contaba con cinco alumnos y ahora son cuatro. Está, junto a los otros dos casos, en la lista de una docena de colegios en riesgo por tener esos 4-5 alumnos que no les garantiza el futuro.

 

En cuanto a los colegios que tienen septiembre para salvarse del cierre, según el diario ABC, veinte pequeñas localidades están en riesgo de perder su colegio. En el caso de Salamanca, son siete los que están cerca del cierre si no consiguen en lo que queda de este mes ese tercer alumno que hace falta para asegurarse la continuidad.