Los coches de minusválidos tendrán que pagar la zona azul a partir de la primera hora de estacionamiento

Una tarjeta de estacionamiento para personas con discapacidad.

Los usuarios que tengan tarjeta para aparcar en las plazas reservadas a movilidad reducida podrán hacerlo gratis en la zona azul durante la primera hora; a partir de ahí tendrán que sacar el tiquet de la ORA. Hasta el momento lo hacían gratis gracias a un limbo.

Las ordenanzas fiscales para 2017, las que fijan los impuestos y tasas que vamos a pagar en Salamanca, llegan con varios cambios en materia de tráfico. Entre ellos, una modificación de la ordenanza del estacionamiento regulado ORA, la zona azul (y verde) por la que se paga por aparcar en la calle. El cambio va a servir para regularizar una situación que está en un limbo y ajena a las ordenanzas municipales.

 

Los afectados son los vehículos con tarjeta de estacionamiento para personas con discapacidad. Hasta ahora, estos conductores han podido estacionar en los aparcamientos reservados para los vehículos con tarjeta, pero también en aparcamientos de zona azul donde se les permite aparcar sin pagar el tiquet de la ORA. Las ordenanzas no recogen ningún tipo de excepción, pero tanto el Ayuntamiento de Salamanca como la empresa lo han permitido ya que no se multa a quienes aparcan en zona azul sin sacar el tiquet, pero tienen tarjeta de minusválido.

 

La propuesta es introducir una disposición en la ordenanza reguladora de la ORA que permita estacionar a las personas con movilidad reducida, sin coste, pero durante un tiempo limitado (máximo una hora) y para el caso de que estén ocupadas las plazas reservadas para estas personas. Esto supone que los vehículos con tarjeta de minusválido tendrán que pagar si van a estacionar en zona azul más allá de una hora, y sólo podrán disponer de esos primeros 60 minutos gratis si no hay sitio en alguna de las más de 700 plazas reservadas para minusválidos que hay en toda la ciudad.

 

El cambio se ha propiciado por la propuesta del grupo municipal Ganemos, y ha sido aceptada por el grupo popular, que busca regularizar este vacío legal con respecto al pago de la zona azul. Obligará a los titulares de estas tarjetas a pagar la zona azul, cosa que hasta ahora no hacían. Según explican desde el grupo municipal del que ha partido la iniciativa, es una solicitud hecha por afectados ya que ahora mismo dependen de la buena voluntad de la empresa adjudicataria para que se les cobre. El grupo municipal indica que no es su voluntad que los vehículos de personas de movilidad reducida tengan que pagar, sino que deje de estar sin regulación.