Los cierres de hostelería desangran el empleo en Salamanca: 14.000 contratos de camarero menos que hace un año
Cyl dots mini

Los cierres de hostelería desangran el empleo en Salamanca: 14.000 contratos de camarero menos que hace un año

Los contratos de camarero, la profesión más contratada de Salamanca, se desploman: se han hecho un tercio de los del año pasado. El efecto de los cierres ha afectado a todo el sector servicios.

El cierre de bares y restaurantes durante un mes entero y las restricciones intermitenes, junto a la clausura estricta del primer estado de alarma han golpeado con fuerza al sector y también a la economía salmantina en su conjunto, y uno de los aspectos donde más se ha notado ha sido en las contrataciones. Y mientras la que, nos guste o no, es una de las fuentes de empleo más importantes de Salamanca se desangra las ayudas a bares, restaurantes, turismo o comercio no llegan.

 

El paro subió en noviembre en Salamanca por los cierres en 728 personas, un 3% más en un solo mes, elevando la cifra total a niveles de junio, el mes de la desescalada. Y en la contratación su efecto fue todavía peor: los contratos bajaron un 35% con respecto al mismo mes del año pasado. En ese desplome tiene mucho que ver la contratación para la hostelería.

 

Según los datos del Ecyl, en el tercer trimestre se ha pasado de 8.051 contratos de camarero en 2019 a 2.837 en este 2020. El dato no es anecdótico porque esta es la profesión más contratada desde hace años en Salamanca, junto con otras vinculadas al sector servicios. En el conjunto de los tres primeros trimestres, se han hecho 7.803 contratos de camarero en la provincia por los 21.447 del mismo período del año pasado. Una reducción drástica: un tercio de los contratos de la profesión con más contrataciones de Salamanca.

 

El desplome ha desangrado las contrataciones en todo el sector servicios. Los servicios de restauración y comercio generaron 15.079 contratos iniciales hasta octubre en Salamanca por los 33.913 trece del mismo período de 2019 según el Ministerio de Empleo. Y es que los cierres y las restricciones intermitentes no solo se han notado en la hostelería.

 

Los otros dos empleos más contratados en Salamanca, limpieza de hoteles y establecimientos y vendedor de tienda, también han notado el impacto de los cierres. Para limpiadores se han hecho 3.768 contratos hasta octubre por los 5.864 del año pasado; y para dependientes de comercio se ha pasado de 3.964 a 2.356. En total, las tres profesiones más contratadas han pasado de 31.275 contratos a 13.927, menos de la mitad. Algo que tiene un efecto muy directo en la situación del empleo en Salamanca.