'Los chicos del cable' del hospital atienden más de 1.000 llamadas diarias

Tito Alonso Pérez, encargado de la central de teléfonos del hospital (Foto: T. Navarro)

Tito Alonso Pérez, encargado de la central de teléfonos del hospital desde el año 1975, cuenta que este servicio ha salvado más de una vida en la capital. 

¿Me pasa con el citaciones? o ¿con el otorrino? Éstos son algunos de los ejemplos de las llamadas que tienen que atender los doce telefonistas que trabajan en el Complejo Asistencial de Salamanca, y que se reparten en tres turnos, de mañana, tarde y noche, todos los días del año la atención permanente de la centralita del complejo hospitalario.

 

"El primer turno empieza a las 8.00 y termina a las 15.00 horas, el segundo de 15.00 a 22.00 horas y el de noche de 22.00 a 8.00 horas", cuenta Tito Alonso Pérez, encargado de la central de teléfonos del hospital. "Somos doces personas. El fin de semana hay dos personas por la mañana y una por la noche. La función principal es recibir llamadas externas, unas 1.500", explica. Asegura que, al menos, un 70% de las mismas van a citaciones. Atienden todos los hospitales, incluidos Los Montalvos.

 

 

Sin embargo, reconoce que no hay tiempo para atender con calma estas llamadas. "En el horario de tarde y, sobre todo, el de noche, sí que tienes más tiempo para atender al usuario".

 

Tito es uno de ellos, y lleva la friolera de 40 años con el auricular pegado a la oreja. Entablar una conversación con él es una tarea difícil ya que la centralita hospitalaria echa humo, sobre todo en el turno de mañana, en el que trabajan tres de los doce telefonistas. "Llegué a este hospital el día que murió Franco, 20 de noviembre de 1975, desde entonces, no me he separado de los cables".

 

 

Citas, preguntas, departamentos, listas de espera quirúrgicas, llamadas internas... y 300 buscas  localizados. "Son médicos de guardia 24 horas y médicos de guardia localizadas, nosotros podemos llamarles en cualquier momento, siempre que así nos lo pidan desde los distintos servicios", ahonda.  Para el teléfono 923 29 11 00, "no hay un minuto, nos tenemos que organizar para que la central nunca se quede sola... podrían llamar desde Emergencias, la palabra 'dígame', no cesa.

 

Aquí, también se han salvado muchas vidas. "Hace unos días atendimos una llamada de una chica joven, no podía ni hablar, el grado de ansiedad no la dejaba articular palabra, mandamos una ambulancia a la calle donde vivía... hacer este trabajo acaba siendo gratificante", la agilidad en pasar o dar información a la persona que está al otro lado del hilo telefónico parece superar la barrera del sonido.

Comentarios

Avile 11/11/2019 19:53 #4
Tito es un profesional como la copa de un pino. Además si te puede hacer un favor ni se lo piensa y lo hace. Es una persona entregada y servicial. Gracias Tito sigue así.
Antonio 10/11/2019 08:45 #3
En el lugar de trabajo no se puede comer, hay un microondas y no deben de estar los vestuarios, están las taquillas.
Usuaria 09/11/2019 12:41 #2
¿A qué hora?...¿por la noche...? porque te puedes pasar horas al teléfono y no te cogen las llamadas. Mejor darte el paseito hasta el hospital, ir en persona con cara de pocos amigos o ya si eso... en ambulancia.
MRG 100 09/11/2019 10:40 #1
Una excelente labor. Enhorabuena

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: