Los bomberos de Salamanca 'jubilan' su viejo camión con 40 años y lo cambian por un último modelo de 800.000 euros
Cyl dots mini

Los bomberos de Salamanca 'jubilan' su viejo camión con 40 años y lo cambian por un último modelo de 800.000 euros

El nuevo camión-escala de los Bomberos cuenta con todos los avances y era una necesidad planteada desde hace tiempo. El viejo podría ser donado a una ONG y acabar dando servicio en África.

Día de estreno en el parque de Bomberos de Salamanca. Y también de despedidas. A un lado, el viejo Magirus de los años '80, retirado después de casi cuatro décadas de servicio; y a unos metros, el que va a darle al fin el relevo, un flamante nuevo modelo con todos los últimos avances de la misma marca, especialista en vehículos de salvamento. Su coste, que supera los 855.414 euros, supone una importante inversión que llega, eso sí, tras años pidiendo la sustitución.

 

El parque de Bomberos ha sido escenario este jueves de la presentación del nuevo camión-escala del cuerpo municipal y de los nuevos equipamientos que estrenan también los bomberos. Los agentes han podido dar su opinión sobre las prestaciones que tenía que tener el nuevo vehículo y el resultado es un camión adquirido por más de 800.000 euros, equipado con la última tecnología y que deja muy atrás a su antecesor.

 

El relevo era ya obligado porque el antiguo camión-escala de 1981 ya casi no cumplía ni con los mínimos requisitos y, especialmente, no puede competir con las prestaciones de los nuevos modelos. Eso sí, no es el final de su vida. Según ha explicado el jefe del servicio, Luis Damián Ramos, se está estudiando la posibilidad de donarlo a una ONG que se encarga de conseguir este tipo de vehículos cuando acaban su vida útil y mandarlos a países africanos donde tengan un segunda vida y puedan prestar todavía servicios. Ese podría ser el destino del viejo camión salmantino depués de 40 años de servicios.

 

En cuanto al nuevo, va a facilitar mucho las tareas de los bomberos. Tiene una escala que llega a 32 metros de altura, con una parte final articulada; eso permite subirse desde el suelo y evitar la peligrosa maniobra que había que hacer hasta ahora: la única forma de subirse a la cesta de la escala del viejo camión era saltando desde la propia escala ya desplegada... El nuevo vehículo será más rápido y eficaz, ya que la escala se controla desde un puesto de mando con cámaras y con todas las medidas de seguridad. Además, tiene doble cabina para el transporte de los bomberos.

 

 

El camión ha sido probado por los integrantes del cuerpo, que han recibido un curso de formación para manejarlo. Y entre los primeros en subirse ha estado el alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo, que cumpliendo con todas las medidas de seguridad (se ha puesto un arnés obligatorio) se ha subido a la cesta y se ha elevado a las alturas. Algunos fotógrafos de prensa también han querido probar.

 

En cuanto a los nuevos equipos técnicos, los agentes ya los lucían esta mañana y su adquisición ha supuesto unos 53.000 euros. Serán el equipo estándar para las actuaciones del día a día, ya que para las situaciones más críticas hay otro equipamiento especial.