Los beneficiarios salmantinos de la amnistía fiscal siguen 'bajo vigilancia' pese a pagar 5 millones de euros

Montoro

Hacienda confirma que se dirigió por carta a los contribuyentes salmantinos que se acogieron a este sistema para explicarles que la investigación sobre sus declaraciones no caducaba ni los posibles delitos prescribían.

Durante 2012, el Gobierno abrió una ventana para que defraudadores y titulares de patrimonio en el extranjero pudieran regularizar en condiciones ventajosas. El proceso se saldó con declaraciones complementarias por cinco millones de euros aflorados en Salamanca, pero quienes se sometieron a esta 'amnistía fiscal' no pueden estar totalmente tranquilos.

 

Así lo han confirmado el Gobierno a una pregunta del diputado salmantino David Serrada. El diputado del PSOE preguntó en el Congreso si Hacienda había enviado notificaciones a los declarantes de la amnistía fiscal de 2012, para explicarles que no había caducidad ni prescripción de las investigaciones tributarias relacionadas con dicho proceso en la provincia de Salamanca. La respuesta, muy clara: "En relación con las misivas a que hacen referencia Sus Señorías, se comunica que, efectivamente, se enviaron notificaciones a los presentadores de la declaración tributaria especial".

 

Así que, casi cinco años después, los salmantinos que participaron en la amnistía fiscal no pueden estar completamente tranquilos porque la Agencia Tribuntaria todavía puede dirigirse a ellos y cobrarse más de lo que recaudó. De hecho, y según datos oficiales, los contribuyentes que se acogieron a esta amnistía tributaron en torno al 3% sobre el total de lo aflorado, cuando lo previsto era un 10%.

 

En Castilla y León se recaudaron 23,6 millones de euros, el 2% del global nacional; Burgos, con 7,2 millones, fue la que más recaudó, seguida de Salamanca, con cinco millones. Ávila y Palencia recaudaron 700.000 euros; León cuatro millones; Segovia 1,1; Valladolid 3,4; Zamora 900.000 euros y Soria, 600.000 euros.