Los barrios de Garrido, Comuneros y Arrabal renovarán la red de agua en varias de sus calles

El importe total de las obras en once calles de la ciudad de Salamanca asciende a un millón de euros.

El Ayuntamiento de Salamanca ha aprobado ste 22 de mayo, en el seno de la Comisión de Medio Ambiente, tres proyectos para renovar la red de agua de once calles de los barrios Garrido, Comuneros y Arrabal.

 

Las mejoras permitirán sustituir las tuberías de fibrocemento mejorando el servicio para los vecinos y evitando las molestias consecuencias de las roturas en la red.

 

Cabe recordar que la determinación de las calles donde se renuevan la redes se realiza teniendo en cuenta la frecuencia de las averías, atendiendo a las necesidades detectadas por los técnicos municipales y a las demandas vecinales

 

Tal y como recoge el proyecto aprobado en el órgano municipal, en Garrido, las obras se acometerán en la avenida de los Cipreses, entre la Glorieta Río Miño y la calle Julita Ramos, y en las calles Moreras, Nardos, Petunias, Begonias, Marcelo Fernández Nieto, Castaños y Camelias. Este proyecto, tiene un presupuesto base de licitación de 510.430 euros, y un plazo de ejecución de 4 meses. En total, se renovarán 1.890 metros lineales de tuberías.

 

En el caso de la renovación en las redes de agua del barrio Comuneros, se extenderán a la avenida principal del barrio, a lo largo de 1.121 metros de tuberías, con una previsión de inversión de 311.502 euros. En este caso, el plazo de ejecución de las mejoras es de 3 meses.

 

Por otra parte, en el Arrabal se renovarán 530 metros de tuberías gracias a una inversión municipal de 178.023 euros. El cambio de tuberías se realizará en la Carretera de La Fregeneda y en la plaza de Poniente. El plazo de ejecución de las mejoras es de 2 meses.

 

Estas actuaciones se suman a las realizadas por el Ayuntamiento de Salamanca en los últimos años para mejorar la red de la ciudad de Salamanca y ofrecer un mejor servicio a los vecinos. Desde el año 2015 el Consistorio salmantino ha renovado más de 21 kilómetros de redes de fibrocemento, gracias a una inversión superior a los seis millones de euros.