Los bares de la Plaza Mayor tendrán que quitar terrazas en horario de carga y descarga cuando haya una feria
Cyl dots mini

Los bares de la Plaza Mayor tendrán que quitar terrazas en horario de carga y descarga cuando haya una feria

Acuerdo municipal para retirar parte de las sillas y mesas en el horario de carga y descarga y evitar las estrecheces que se producen en la Plaza Mayor cuando se instalan ferias como la del libro.

Las sillas y mesas de las terrazas de la Plaza Mayor tendrán que estar parcialmente retiradas durante el horario de carga y descarga cuando la plaza acoja una feria. De este modo, se pone al fin solución a un problema largamente planteado, que es el escaso espacio de tránsito que queda cuando están instaladas casetas como las de la Feria del Libro que empieza en unos días, lo que no deja más que un estrecho pasillo de paso. En concreto, habrá que retirar dos filas de mesas y sillas y el Ayuntamiento se lo comunicará a los hosteleros; se podrán volver a poner a partir de las 11.00 horas, al terminar el horario de portes.

 

El acuerdo municipal lo ha anunciado la concejala de IU en el Grupo Mixto, Virginia Carrera. "Hemos conseguido que las terrazas de la Plaza reduzcan sus sillas y mesas hasta las 11 de la mañana que termina el carga y descarga mientras que haya ferias y casetas porque queda poco espacio para peatones", ha dicho en redes.

 

En concreto, el asunto ha salido en la comisión de Policía de este miércoles por la mañana. La concejala Carrera ha puesto sobre la mesa la necesidad de tomar medidas para reducir los riesgos a los peatones en la Plaza Mayor en horario de carga y descarga, que se manifiestan de manera especial cuando están puestas las casetas de alguna feria y se reduce el espacio. El cambio del carga y descarga en la plaza había surgido en varias ocasiones en la pasada legislatura, principalmente impulsado por el exconcejal socialista Arturo Santos, pero esta vez Carrera ha obtenido una respuesta positiva del concejal de Policía, Fernando Carabias, y de los responsables policiales, de los que ha partido la propuesta de retirar dos filas.

 

Las estrecheces de paso en la Plaza Mayor cuando, junto a las habituales terrazas, coincide la presencia de casetas como las de la Feria del Libro llevan años generando problemas. En el horario de carga y descarga, hasta las 11.00 horas, no queda más que un estrecho paso entre las últimas filas de sillas y mesas y las casetas para que transiten los vehículos que abastecen a bares y restaurantes. La convivencia con los peatones, ya complicada habitualmente, se vuelve incluso peligrosa.