Los antiguos dueños de velas Cacho donan la maquinaria al Museo del Comercio de Salamanca

Fundado por Ladislao Cacho, fue un negocio familiar regentado por tres generaciones de cereros, por lo que pasó a denominarse sucesivamente Hijos de Ladislao Cacho y Sucesor de Hijos de Ladislao Cacho.

La familia Cacho, a través de los hermanos Antolín y Ladislao Cacho, han donado parte de la maquinaria de su fábrica de velas al Museo del Comercio y la Industria de Salamanca.

 

La maquinaria fabril ha sido "musealizada" para que los visitantes puedan conocer el proceso de fabricación de velas y forma ya parte de la exposición permanente del museo.

 

Según ha informado el Ayuntamiento salmantino, el negocio surgió a finales del siglo XIX en el municipio de San Cristóbal de la Cuesta con el nombre de La Perla Armuñesa.

 

Fundado por Ladislao Cacho, fue un negocio familiar regentado por tres generaciones de cereros, por lo que pasó a denominarse sucesivamente Hijos de Ladislao Cacho y Sucesor de Hijos de Ladislao Cacho. Y, a mediados del siglo XX, se trasladó a la calle Pedro Mendoza, donde perduró la fábrica hasta su cierre definitivo.

 

El Museo del Comercio expone ahora los elementos fundamentales para la fabricación tradicional de velas. El proceso consistía en la inmersión de los pábilos en la cera líquida y la operación se repetía varias veces, para incorporar así capas sucesivas hasta conseguir el grosor deseado de la vela.