Los alcaldes socialistas exigen arreglos en los caminos vecinales, riberas y puentes

Los ediles del PSOE reclaman a la Diputación que acelere la convocatoria de las ayudas destinadas a estas obras, especialmene urgentes por los daños causados con las lluvias de los últimos días.

Los alcaldes y concejales de la comarca de Ledesma que se han reunido en el Ayuntamiento de Valverdón, con la presencia del diputado provincial Francisco Martín del Molino, han acortdado exigir a la Diputación salmantina la convocatoria urgente de las ayudas para el arreglo de caminos vecinales, riberas de arroyos y regatos, y la rehabilitación de elementos singulares vinculados a las protección del Patrimonio cultural, histórico, artístico y arquitectónico en los municipios de la provincia.

 

Los ediles socialistas alertan de la "mala situación tanto de los caminos rurales como de las riberas de arroyos y regatos agravada por las lluvias de los últimos días". En este sentido, urgen al equipo de Gobierno de la institución provincial a convocar y conceder de manera urgente el presupuesto aprobado para este fin.

 

Además, consideran "imprescindible la necesidad de implicar y buscar la colaboración tanto de la Junta como de las Confederaciones Hidrográficas" para poner en marcha actuaciones que amplíen y continúen el Plan que se tiene previsto y que resulta, "desde todos los puntos de vista, insuficiente".

 

Los ediles socialistas recuerdan que las recientes lluvias han puesto de manifiesto, y han agravado, la mala situación en que se encuentran muchos de los cauces y las riberas de los ríos y arroyos en la provincia de Salamanca. Un estado que está causando graves daños en muchos puentes, pontoneras y otros elementos que en muchos de los casos son un importante patrimonio en los municipios tanto por su utilidad como su valor histórico. Daños que en algunos casos ya son irreparables o están poniendo en peligro la conservación, la utilidad y la propia existencia de dichos elementos.

 

Una situación de ríos y arroyos que, en algunos momentos y en determinadas épocas, ha provocado incluso inundaciones en algunos municipios con el consiguiente riesgo para las personas y la pérdida de numerosos bienes y cultivos.