Los agentes de la Policía Local tiran del robo en objetos perdidos para calentar su protesta
Cyl dots mini

Los agentes de la Policía Local tiran del robo en objetos perdidos para calentar su protesta

Pancarta en la última protesta de la Policía Local de Salamanca. Foto: A. Santana
Ver album

Los agentes protestan de nuevo por la falta de medios y la equiparación de sus salarios en una semana complicada para el cuerpo por los errores en gestión de personal y el robo en Objetos Perdidos.

Los agentes de la Policía Local han salido este viernes de nuevo a la calle para revindicar las mejoras en sus medios, y también en sus salarios, cuestiones que cada vez parecen más necesarias. Los últimos acontecimientos con el caso del "extravío" de objetos en pleno cuartel ha dejado clara la situaciónde la Policía Local, 'en cuadro' por la baja de 48 agentes y en entredicho por el asunto del robo en Objetos Perdidos. De hecho, el sindicato mayoritario entre los agentes del cuerpo, SSPM, fue quien denunció la desaparición de enseres en Objetos Perdidos el día 24 de enero y el que pidió las primeras explicaciones mediante registro interno porque el nuevo suceso pone en tela de juicio la profesionalidad de los agentes. Y eso se lo han recordado al jefe policial, en el centro de toda la polémica, y también protagonista de las pancartas.

 

"En infinidad de ocasiones, tanto abiertamente en prensa  como en foros más pequeños con políticos de la casa y Jefes de Recursos Humanos, hemos puesto el grito en el cielo por los agravios comparativos a los que tiene sometida a la plantilla, por la toma de decisiones por impulsos y arbitrarias que nos hace sufrir, por sus formas, por sus chanchullos, por sus vendettas, por infinidad de motivos que todos conocéis y que nos ha llevado a la peor situación y a un paisaje desolador y de desidia dentro de nuestra plantilla", aseguran.

 

Esta situación les ha llevado a salir de nuevo a la calle. Lo han hecho este viernes a las 10.00 horas y coincidiendo con la celebración del pleno del Ayuntamiento de Salamanca. La presencia de los agentes en la Plaza Mayor se ha dejado oir en el interior del salón de plenos. La concentración ha sido masiva y, de nuevo, la práctica totalidad de los agentes que no estaban de servicio han acudido a la protesta.

 

Los agentes iniciaron sus movilizaciones en noviembre pasado tras meses de negativas a aceptar sus reivindicaciones, que pasan por una mejora de las condiciones y equipamiento material y por la equiparación de sus sueldos con otros cuerpos locales. La negociación está abierta, tras haber estado parada, pero no hay grandes avances a pesar de que han pasado más de dos meses: el día 26 de noviembre por la tarde, en una asamblea con casi todos los agentes 'rasos' que encabezan la reivindicación,una inmensa mayoría rechazaba de plano la proposición del concejal y anunciaban movilizaciones como publicó TRIBUNA

 

 

Lo que piden: no sólo sueldo

 

La mejora de 1.500 euros brutos (no llegan a 90 euros netos en la nómina) propuesta como punto de partida sería sólo parte de la equiparación salarial que piden los agentes desde hace casi un año, el que lleva dándoles largas el equipo de Gobierno. Sin embargo, y al margen de cuestiones salariales, los agentes exigen mejores condiciones laborales en cuanto a equipo y cargan directamente contra la jefatura del cuerpo.

 

Según los datos que ofreció en su día TRIBUNA, cobran hasta 7.000 euros menos que sus compañeros de otras policías locales de Castilla y León, aunque cada cuerpo tiene sus particularidades de servicio en cada ciudad. Incluso han quedado por debajo de las condiciones establecidas este mismo verano para los agentes de la Policía Local de Santa Marta. Y en los complementos cobran la mitad que los agentes de la localidad tormesina: hay cantidades como la de los sábados, 9,50 euros, que están totalmente desfasadas.

 

Según fuentes sindicales, el sueldo neto mensual de un agente que trabaje a turnos, el sistema de organización más habitual y el que se usa en Salamanca, ronda los 1.500 euros/mes, que subirían a los 1.650 euros/mes contando los dos fines de semana que suelen trabajar. Esa cifra se alcanza con el pago de los complementos. A día de hoy, los agentes rasos cobran 9,50 euros por un sábado; 10 euros por una noche; 47,50 euros por un festivo; o 68 euros por un festivo especial como una Nochevieja (tienen varios días de plena disponibilidad al cabo del año). Son cantidades que se han quedado claramente obsoletas.

Noticias relacionadas