Los agentes de la Policía Local de Salamanca vuelven a salir a la calle por la equiparación salarial
Cyl dots mini

Los agentes de la Policía Local de Salamanca vuelven a salir a la calle por la equiparación salarial

Los sindicatos de los agentes convocan una nueva movilización este viernes ante el pleno del Ayuntamiento de Salamanca tras más de dos meses sin acuerdo.

Los sindicatos que representan a la Policía Local han convocado a los agentes a concentrarse este viernes, a partir de las 10.00 horas, en la Plaza Mayor para seguir con sus reivindicaciones sobre la mejora de las condiciones de trabajo y salariales que exigen. La cita coincide con la celebración de un pleno municipal, ya que quieren hacer notar al pleno y a al alcalde, Carlos García Carbayo, su descontento con la situación.

 

Los agentes iniciaron sus movilizaciones en noviembre pasado tras meses de negativas a aceptar sus reivindicaciones, que pasan por una mejora de las condiciones y equipamiento material y por la equiparación de sus sueldos con otros cuerpos locales. La negociación está abierta, tras haber estado parada, pero no hay grandes avances a pesar de que han pasado más de dos meses: el día 26 de noviembre por la tarde, en una asamblea con casi todos los agentes 'rasos' que encabezan la reivindicación,una inmensa mayoría rechazaba de plano la proposición del concejal y anunciaban movilizaciones como publicó TRIBUNA.

 

Los sindicatos anunciaron hace unos días una huelga de celo como medida de protesta. A efectos prácticos, los agentes aplicarán la normativa en cuanto a aparcamiento, doble fila frente a colegios, infracciones de tráfico o respeto a los horarios y aforos de hostelería. Ya anunciaron en su día un "control estricto" para la Nochevieja Universitaria y han celebrado varias protestas ante el pleno del Ayuntamiento de Salamanca.

 

 

Los representantes sindicales han criticado el abandono de las instalaciones en las que trabajan, en las que no funciona ninguna puerta, no tenemos calefacción, no hay agua caliente... es un abandono absoluto del equipo de Gobierno a su servicio de la Policía Local", ha dicho.

 

Como es  habitual, el jefe del cuerpo, José Manuel Fernández, ahora en el centro de un nuevo escándalo por el robo en la oficina de objetos perdidos del cuartel, es el centro de sus críticas al funcionamiento. "Ya sea por acciones u omisiones, por hacernos comulgar con ruedas de molino o por trabajar al antojo de un Jefe que desde hace mucho tiempo abandonó el barco y dejó de preocuparse de una plantilla muy capaz y profesional para dedicarse a sus asuntos. Pensando que consolidaría su puesto obedeciendo ciegamente a intereses políticos y no poniendo todo su empeño en hacer que sus Policías trabajaran y fueran reconocidos por su buena labor con el ciudadano", aseguran en una nota.

 

 

Lo que piden: no sólo sueldo

 

La mejora de 1.500 euros brutos (no llegan a 90 euros netos en la nómina) propuesta como punto de partida sería sólo parte de la equiparación salarial que piden los agentes desde hace casi un año, el que lleva dándoles largas el equipo de Gobierno. Sin embargo, y al margen de cuestiones salariales, los agentes exigen mejores condiciones laborales en cuanto a equipo y cargan directamente contra la jefatura del cuerpo.

 

Según los datos que ofreció en su día TRIBUNA, cobran hasta 7.000 euros menos que sus compañeros de otras policías locales de Castilla y León, aunque cada cuerpo tiene sus particularidades de servicio en cada ciudad. Incluso han quedado por debajo de las condiciones establecidas este mismo verano para los agentes de la Policía Local de Santa Marta. Y en los complementos cobran la mitad que los agentes de la localidad tormesina: hay cantidades como la de los sábados, 9,50 euros, que están totalmente desfasadas.

 

Según fuentes sindicales, el sueldo neto mensual de un agente que trabaje a turnos, el sistema de organización más habitual y el que se usa en Salamanca, ronda los 1.500 euros/mes, que subirían a los 1.650 euros/mes contando los dos fines de semana que suelen trabajar. Esa cifra se alcanza con el pago de los complementos. A día de hoy, los agentes rasos cobran 9,50 euros por un sábado; 10 euros por una noche; 47,50 euros por un festivo; o 68 euros por un festivo especial como una Nochevieja (tienen varios días de plena disponibilidad al cabo del año). Son cantidades que se han quedado claramente obsoletas.

Noticias relacionadas