Los agentes de la Policía Local de Salamanca anuncian que se movilizarán en protesta por sus condiciones

La mayoría de agentes de Salamanca rechaza la última oferta del equipo de Gobierno porque no es la equiparación salarial que quieren: están entre los peor pagados de la región. Anuncian movilizaciones hasta que haya acuerdo.

Una mayoría de los agentes 'rasos' de la Policía Local de Salamanca ha decidido rechazar la oferta del equipo de Gobierno del PP para acercar sus salarios, los más bajos de Castilla y  León, a los de otros municipios, y ha tomado la determinación de iniciar movilizaciones para seguir protestando para conseguir una equiparación efectiva y real que no se alcanza con las pretensiones actuales del consistorio. Este es el resultado de una multitudinaria asamblea celebrada este 26 de noviembre y que avoca al cuerpo a una situación de tensión que puede tener impredecibles consecuencias.

 

La asamblea se celebró este lunes por la tarde convocada por UGT, CSIF y SSPM, el sindicato mayoritario, con una gran asistencia. De los 200 agentes afectados, acudieron 167 para analizar los avances en la negociación por las mejoras salariales que pide el cuerpo desde hace cerca de un año. El tira y afloja entre el sindicato y el equipo de Gobierno se ha recrudecido en las últimas semanas por las discrepancias entre el concejal responsable de Hacienda, Régimen Interior y también de Policía, Fernando Rodríguez, y los representantes sindicales.

 

En la reunión celebrada este lunes los representantes sindicales han desgranado a los agentes los términos de la última oferta del equipo de Gobierno, que se les había trasladado el mismo lunes por la mañana. En resumen, el Ayuntamiento llegaría a las cantidades que han pedido los agentes, una mejora de 1.500 euros brutos anuales, pero a cambio ha pedido un incremento de las horas totales, según los portavoces de las centrales convocantes de la asamblea, una inmensa mayoría ha rechazado de plano la proposición del concejal.

 

Los agentes y sus representantes sindicales tienen previsto concentrarse en fechas próximas en actos municipales, ya que es una de sus pocas alternativas de movilización. No pueden manifestarse, pero sí hacer concentraciones, y tampoco tienen derecho a huelga ni pueden desentenderse de los servicios.

 

Esta mejora de 1.500 euros brutos (no llegan a 90 euros netos en la nómina) sería sólo parte de la equiparación salarial que piden los agentes desde hace casi un año, el que lleva dándoles largas el equipo de Gobierno. Según los datos que ofreció en su día TRIBUNA, cobran hasta 7.000 euros menos que sus compañeros de otras policías locales de Castilla y León. Incluso han quedado por debajo de las condiciones establecidas este mismo verano para los agentes de la Policía Local de Santa Marta. Y en los complementos cobran la mitad que los agentes de la localidad tormesina: hay cantidades como la de los sábados, 9,50 euros, que están totalmente desfasadas.

 

 

Una equiparación justificada

 

Según fuentes sindicales, el sueldo neto mensual de un agente que trabaje a turnos, el sistema de organización más habitual y el que se usa en Salamanca, ronda los 1.500 euros/mes, que subirían a los 1.650 euros/mes contando los dos fines de semana que suelen trabajar. Esa cifra se alcanza con el pago de los complementos. A día de hoy, los agentes rasos cobran 9,50 euros por un sábado; 10 euros por una noche; 47,50 euros por un festivo; o 68 euros por un festivo especial como una Nochevieja (tienen varios días de plena disponibilidad al cabo del año). Son cantidades que se han quedado claramente obsoletas.

 

El concejal Rodríguez ha puesto en duda en muchas ocasiones que existieran estas diferencias. De hecho, en las últimas semanas el baile de cifras ha provocado una guerra de comunicados a los empleados municipales, con cruce de notas públicas entre los sindicatos disconformes y el sindicato CCOO. Sin embargo, el sindicato mayoritario de los agentes ha certificado que esas diferencias existen.

 

 

La oposición mueve ficha

 

Como el acuerdo no llegaba, Ciudadanos planteó hace unas semanas empezar por una subida lineal de 1.500 euros y la mejora de los complementos que se cobran por los servicios de noche, fines de semana o festivos. Serían 125 euros más al mes este año, más los complementos, pero representa sólo un 30% de las condiciones a las que se obligó el equipo de Gobierno en enero como parte del acuerdo de presupuestos. La semana pasada, los grupos de la oposición se mostraron de acuerdo con la mejora. A pesar de ello, la cuestión lleva meses en la 'nevera' y amenazaba conflicto porque los agentes se sienten engañados.

 

El acuerdo existe desde febrero, que fue cuando se planteó la fórmula para mejorar las retribuciones de los agentes, pero no se ha hecho realidad cuando estamos en la recta final del año. Este 2018 los agentes tenían que haber empezado a recuperar parte de la brecha salarial que tienen con sus compañeros de otras capitales de provincia. Sin embargo, el concejal Rodríguez nunca lo vio claro: ya mostró sus reservas sobre la mejora salarial porque no le constaba la diferencia de sueldos.

 

El objetivo era mejorar 800 euros las remuneraciones de este año y seguir así años venideros. La fórmula prevista era precisamente el incremento de los complementos, como actualizar lo que cobran por las noches, que pasaría de unos exiguos 10 euros a la órbita de los 25-30 euros que no sólo mejorará el sueldo final, sino que de paso dignificará la retribución por el servicio nocturno, muy bajo a todas luces.

Noticias relacionadas