Los 29,5 kilómetros sin autovía entre Ciudad Rodrigo y Portugal, los más peligrosos de Salamanca
Cyl dots mini

Los 29,5 kilómetros sin autovía entre Ciudad Rodrigo y Portugal, los más peligrosos de Salamanca

Localidad de Fuentes de Oñoro, al paso de la E-80, carretera de la frontera portuguesa

El tramo de la N-620 entre Ciudad Rodrigo y la frontera portuguesa, último sin convertir en autovía, es el lugar donde más probabilidades tenemos de sufrir un accidente grave o mortal.

Un tramo de carretera donde debería haber una autovía. Este es el lugar más peligroso para circular de toda la red vial de Salamanca, según el prestigioso estudio EuroRAP que analiza la peligrosidad de las carreteras españolas. El tramo en concreto son los 29,5 kilómetros entre la circunvalación de Ciudad Rodrigo y la frontera con Portugal, el único tramo de la N-620 que falta por convertirse en A-62, una obra que está en sus últimos compases, pero que acumula años y años de retraso. Además, la provincia tiene un problema añadido: uno de cada cinco kilómetros de su red, un 22% del total, están calificados por el estudio como de riesgo alto o muy alto.

 

Más de 3.000 kilómetros de la Red de Carreteras del Estado (RCE) tienen un riesgo elevado o muy elevado de accidente grave o mortal, lo que representa el 12,2% del total, según el 16° estudio EuroRAP, que analiza la accidentalidad en la red vial estatal. Este dato supone un descenso de 2,2 puntos porcentuales respecto a la última edición del estudio.

 

El informe, que tiene en cuenta datos de los últimos tres años (2015-2017), identifica los tramos de carretera con mayor riesgo de accidentalidad grave o mortal en función de la cantidad de vehículos que circulan por ellos, así como los tramos con más concentración de accidentes. Según el documento, el riesgo de accidentalidad ha disminuido por los datos de 2017, pues aumentó el tráfico pero al mismo tiempo disminuyó la mortalidad. 

 

El informe incluye un listado en el que se clasifican por colores los tramos en función de su peligrosidad. Con esta clasificación se ha elaborado un ránking de los diez más peligrosos del país. En el caso de Salamanca, y según el mapa publicado por EuroRAP, hay un único tramo en rojo (que indica riesgo elevado). Se trata del citado de la N-620, una carretera especialmente problemática: es una de las diez más peligrosas de todo el país, con más de 100 kilómetros de tramos de riesgo.

 

El problema es que la provincia de Salamanca suma, además de este último sin convertir en autovía, otros tramos de riesgo alto o moderado, repartidos entre la N-620 y la N-501, que elevan hasta el 22% los kilómetros de su red viaria estatal en los que circular es peligroso. Además, la provincia tiene uno de los tramos con mayor siniestralidad para motocicletas y ciclomotores: un tramo de la SA-20, la ronda sur de la capital. Y otro de los más peligrosos en accidentes de vehículos pesados, en la A-66.

 

Por el contrario, más de 18.300 kilómetros de todo el país tienen un riesgo bajo o muy bajo de siniestralidad grave o mortal, lo que representa el 73,8% del total. En este sentido, las autopistas son las vías más seguras, con un 65% de red con un índice de riesgo muy bajo, junto a las autovías (50% de riesgo muy bajo). Son las carreteras convencionales de calzada única las que cuentan con más puntos negros o rojos de accidentalidad, con un 22% de kilómetros.