Los 13.000 vecinos de 40 pueblos sin coronavirus serán los primeros en Salamanca en pasar a Fase 1

Si el Gobierno acepta el criterio de la zona básica de salud, en los municipios afectados se podrán abrir bares, comercios, hoteles y alojamientos, acudir a misa o a espectáculos de aforo reducido.

Cuatro zonas básicas de salud, 40 municipios y unos 13.000 habitantes serán los primeros de Salamanca en pasar a la Fase 1 del plan de la llamada 'desescalada', que permitirá alguna libertad adicional dentro de un panorama de grandes restricciones. Eso será el día 11 de mayo, y siempre y cuando el Gobierno termine por aceptar la petición de la Junta de Castilla y León para que sean las agrupaciones de salud del mundo rural las que cuenta a la hora de verificar qué territorios están listos para ir despidiéndose del confinamiento.

 

Según anunció este lunes la Junta, cuatro zonas básicas de salud de Salamanca están entre las  26 zonas de salud que la comunidad propondrá al Ministerio de Sanidad para que pasen a la Fase 1 de la vuelta a la normalidad el día 11 de mayo. Se trata de Robleda, Lumbrales, Aldeadávila de la Ribera y Miranda del Castañar, que llevan tiempo en muy buenas condiciones, casi siempre en 'verde' en el mapa de nuevo casos detectados. Hay que recordar que la zona básica de salud es la unidad administrativa de gestión de la sanidad pública en Castilla y León y, aunque tiene el nombre de un municipio, en realidad engloba a varios.

 

En concreto, las cuatro zonas citadas suman 40 municipios del mundo rural de Salamanca, más de 13.000 habitantes y unas 11.000 tarjetas sanitarias. Son las zonas básicas de salud de la provincia que con más frecuencia han estado entre las que no registran nuevos casos. Muchas han estado entrando y saliendo de la lista, pero casi siempre han logrado regresar a la lista de las 'limpias' de coronavirus.

 

Entre estas zonas, las primeras en pasar de fase en Salamanca, están la primera que logró estar 'libre de coronavirus', Miranda del Castañar; otra muy habitual del color 'verde' de zona sin casos, como Robleda; y dos que han estado casi sin casos desde el comienzo como Aldeadávila de la Ribera y Lumbrales.

 

Además, y es uno de los requisitos, son zonas que han tenido sus problemas de sanidad, pero parece que están en condiciones de garantizar una buena respuesta. Sus sanitarios (24 médicos y 19 enfermeros asignados, según los últimos datos de Sacyl, con un pediatra de área para cada zona) atienden entre 18 y 25 pacientes al día, en la media o por debajo de la media de la atención médica en zonas rurales.

 

Lo que se podrá hacer

Y, ¿qué podrán hacer a partir del día 11 de mayo? En primer lugar, les toca esperar, porque falta saber si el Gobierno va a aceptar el criterio de la Junta de medir la eliminación del virus por zonas básicas de salud. Castilla y León quiere que sea así, y no por provincias enteras, para no castigar al mundo rural donde los casos son pocos, hace tiempo que no hay nuevos o son más fáciles de controlar. Lo lógico es que acepte, pero de momento no lo ha hecho.

 

En cuanto a las 'libertades' que alcanzarán, en esta fase 1 podrá abrir el pequeño comercio de manera generalizada, será cuando se abran las terrazas de los bares, los hoteles y alojamientos rurales, se podrán celebrar actos con menos de 30 personas, se activará el turimo de naturaleza, se podrá ir en coche con miembros de la familia o ir a misa, aunque con aforo reducido. Esto es lo que se puede hacer en Fase 1. Una reactivación que dará un respiro a muchos municipios.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: