Locales vacíos: la plaga del comercio vuelve a cebarse con el centro de Salamanca
Cyl dots mini

Locales vacíos: la plaga del comercio vuelve a cebarse con el centro de Salamanca

Local vacío en la calle Toro.
Ver album

El número de locales sin actividad aumenta en este comienzo de 2019 en los barrios del centro. En toda la ciudad hay más de 2.700 y la cifra está estancada: hace diez años eran 2.200.

La actividad comercial es uno de los pulsos de todas las ciudades, y más todavía en una capital de servicios, hostelería y turismo como Salamanca. Periódicamente la sensación que embarga a quienes transitan por algunas calles del centro es que cada vez hay más locales vacíos. Los carteles de 'Liquidación' o 'Se Alquila', los traslados, los locales cerrados... proliferan en algunas calles muy céntricas en un proceso periódico. Y los datos refrendan esa sensación.

 

Según los datos del Observatorio Económico Municipal, la situación es la siguiente. A comienzos de 2019, el número de locales sin actividad en toda la ciudad era de 2.721, ligeramente inferior a los 2.724 de 2018. La cifra representa aproximadamente una décima parte de los 24.449 locales registrados en Salamanca. La estadística, no obstante, está estancada en ese nivel desde hace años. Hace una década, en 2009, eran 2.239 los contabilizados sin actividad, y en 2012 ya se llegó a los 2.733. Es decir, hay 500 locales comerciales que no encuentran salida.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Quizás son esos los que aparecen siempre cerrados o que solo tienen actividad de manera transitoria porque la actividad local no puede asumirlos. Eso se nota mucho en el centro y los barrios de la 'almendra', donde el número de locales vacíos sigue aumentando. En 2018 el centro y barrios como San Vicente, Universidad o San Juan tenían 453 locales vacíos: hoy son 484. En 2009 eran 415.

 

Son barrios céntricos donde la actividad comercial es intensa y que acumulan locales cerrados sin ningún negocio, tienda, bar, restaurante... A ello se suma que el barrio con más población y locales, Garrido Norte, acumula 243 locales vacíos, casi los mismos que el año pasado, por los 189 de hace una década.

 

Y luego está el caso de algunas calles céntricas. Arterias como la calle Toro, Azafranal, Pozo Amarillo... están llenas de locales cerrados y sin uso. Hasta la propia Plaza Mayor mantiene desde hace tiempo locales sin actividad tras el cierre hace años de los negocios señeros que albergaron o de oficinas de alguna gran empresa. Solo la calle Zamora parece ajena a la plaga de los cierres.